Asta

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3253 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 8 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
1. EL AYER: LA FE DEL PUEBLO DE ISRAEL
Este primer punto se nos expone a Jesús como un hombre más, se nos habla de la humanidad de su persona, y como en el Nuevo Testamento se nos recuerda a cada paso dicha humanidad.
Se nos explica como algunas personas de su época dudaban de su “humanidad”. Así aparece una corriente llamada llamó docetismo.
Los docetas sostenían que lahumanidad de Jesús no era real, sino sólo aparente; que en realidad él era el mismo único Dios, el Padre, que había tomado un cuerpo humano ficticio para realizar la redención de los hombres en la cruz, muriendo de este modo por ellos.
Los defensores de estas ideas pensaban en el mundo con un esquema dualista: por una parte, el espiritual, que era lo que contaba de verdad; y, por otra, elmaterial, considerado como algo inferior. Más aún: para ellos la materia era la fuente de todo mal. No podían aceptar, por tanto, que la suprema realidad espiritual, es decir, Dios, pudiese tener un contacto directo con el mundo material, marcado en su entraña por la imperfección.
Los verdaderos creyentes tuvieron que luchar contra esta corriente, ya que no se resignaban a ver Jesús como unmero ser divino.
Esa tendencia a deshumanizar a Jesús se ha dado a lo largo de la historia. Otro ejemplo de ello sería el sacerdote Arrio de Alejandría (s. III) y sus seguidores quienes negaban la unidad profunda entre Jesús y Dios, en definitiva negaban su divinidad.
Más tarde, esta tendencia a deshumanizar a Jesús se manifestó en nuevas corrientes heréticas. Por ejemplo, unacorriente capitaneada por un obispo oriental llamado Apolinar (s. IV) negó que Jesús tuviese un alma humana como los demás hombres. En su lugar y sustituyéndola, estaba la naturaleza divina, que daba vida y dinamismo a su cuerpo. Jesús era, por tanto, el resultado de la unión de su cuerpo y su divinidad. Gracias al primero, era hijo de María y gracias a la segunda era Hijo de Dios.
Después elmonje de Constantinopla Eutiques (s. V) dio origen a otra herejía, el monofisismo. Sostenía que lo humano de Jesús había sido como absorbido por lo divino, perdiendo de ese modo la consistencia y la densidad propias.
Ante estas desviaciones, el Concilio de Calcedonia del año 451 definió solemnemente que Jesús, además de ser «perfecto en cuanto se refiere a la divinidad», también era «perfectoen lo que mira a la humanidad».
Varios siglos más tarde, algunos negaron todavía la existencia de una verdadera voluntad humana en Jesús: según ellos, tenía sólo una voluntad divina, la del Hijo eterno de Dios (s. VIII). Se llamaron por lo mismo «monotelitas» (una sola voluntad). También éstos fueron condenados por la Iglesia, como ofensores de la identidad del Salvador, en el Concilio deLetrán del año 649.

Todo esto ha dejado, sin duda, profundas huellas en la fe vivida de los cristianos y todavía hoy podemos encontrar quienes rechazan esa humanidad de Jesús.
Quienes dieron fe de su humanidad fueron los discípulos Lucas y Mateo como plasman en los capítulos del Evangelio.
Nos habla de la historia del pueblo de Israel y como sus tradiciones y experiencias fueronpasadas oralmente de padres a hijos y más tarde fueron plasmadas en la Biblia.

El verdadero comienzo de la Biblia empieza con el éxodo de este pueblo y como a partir de él, este pueblo aprendió a conocer a venerar a Dios desde ese momento.

Y como este hecho histórico marco la vida de este pueblo.

Se nos habla de la figura de Abraham, y como este se convirtió en elsímbolo del hombre creyente.

Se hace referencia en este capítulo a los Profetas, quienes fueron siempre muy sensibles a todo lo que sucedía en medio del pueblo, a los avatares de su historia, a sus desventuras y sus éxitos, a sus esperanzas y sus fracasos.
Los Profetas denunciaron con fuerza todo lo que en la vida del pueblo, dentro y fuera de él, contradecía su vocación a la plenitud....
tracking img