Atahuay pa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 44 (10885 palabras )
  • Descarga(s) : 10
  • Publicado : 19 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
ATAHUALPA
Introducción.-
Existen figuras de especial significación en la historia precolonial de América Latina, muchos caciques y guerreros dieron realce a este periodo de la historia de nuestro continente, pero es de nue
stra especial atención el último emperador o Inca del Imperio del Tahuantinsuyo.
Nacido a principios del siglo XVI, hijo de Huayna Capac, Inca conquistador y de la PrincesaPaccha, hija de Cacha, último Shyri soberano del pueblo de los Quitus. Esta unión se había dado al final de la conquista del Reino de Quito y en parte como tributo al vencedor Inca, pero más que por conquista guerrera, por una alianza de amor. Por eso Atahualpa, o Atabalipa era además del sucesor del abuelo rey de los Quitus, fundamentalmente un Inca, y el hijo del más grande emperador del Imperio,preferido y educado por él. Su compañero de largas horas y días, testigo de sus obras de civilización y construcción.
Recibió una cultura y educación superiores, esmeradas y sólida, además de recia y viril. Cuando Atahualpa tenía alrededor de 13 años, su padre Huayna-Capac, le contaba como compañero inseparable en sus viajes, a través de todo el basto Imperio, los más sabios amautas para maestrosde su hijo. Y en los días de descanso entre batallas y en las horas libres de las marchas, el príncipe Atahualpa, en presencia de su padre, recibía lecciones de aquellos maestros ilustres y claros, en todos los conocimientos de la tierra, de los hombres y del So1. Largas travesías de descubrimiento a temprana edad, exploraciones en la fría tierra de los Andes, sus altas cordilleras, sus misteriosasmontañas, eran parte de la inspiración que iba formando su carácter, así como las largas y aleccionadoras caminatas por profundas selvas, inquietos senderos y cuevas misteriosas.
Al mismo tiempo bajo la especial vigilancia del rígido y adusto Rumiñahui ( el más intrépido y temerario de los generales del Imperio) Atahualpa recibía la más rigurosa y severa educación para la guerra. A este respectose cuenta que se le adiestró como un simple soldado, y como ellos, cada indio en buenas condiciones físicas estaba obligado a prestar servicio militar. Se lo adiestraba en el manejo de las armas, existentes en esa época, se les exigía pericia en el tiro de la honda, en el lanzamiento de la flecha, en el manejo de la lanza y del hacha de pedernal, debía adquirir fuerza y precisión para el disparode la cerbatana. En las largas marchas a través de los caminos y lugares del Tahuantinsuyo, se le hizo caminar a pie, al igual que los cadetes de la Academia Real, dentro de la cual se educaban la oficialidad noble y el Inca durante su adolescencia, y para su graduación tuvo que viajar y estudiar la tierra y sus elementos, por las escarpaduras de las sierras, y por los arenales o manglaresencendidos de fuego de las llanuras; para conseguir que el príncipe Atahualpa, adquiera agilidad, fuerza y resistencia y al propio tiempo, el amor y respeto de soldados y jefes. Hacia esa época, toda su educación le había llevado por casi todos los senderos del Imperio de su padre, que hoy constituyen tierras desde el norte del Ecuador hasta el sur de Perú, incluyendo Bolivia y buena parte de la selvaamazónica.
Desde que fue hombre para llevar armas, Atahualpa tomo parte en las acciones bélicas y tuvo ocasión de probar los resultados de su aprendizaje y de dar inequívocas pruebas de intrepidez y arrojo que colmaban de orgullo al Inca.
El momento que asumió la regencia de su pueblo, Atahualpa unía a su cultura, a su preparación militar y política, un gran prestigio, que la fantasía y lasuperstición de los indígenas habían agrandado hasta convertirla en leyenda.
Atahualpa era un ejemplar rudo y fuerte de la mezcla de dos estirpes: la de los Quitus y la de los Incas. Su nacimiento y su vivencia en la dura serranía del Pichincha le había dado fortaleza de músculo, agilidad y poder para el camino; las heladas del páramo inhumano habían curtido su piel. Era ancho y bien formado de hombros;...
tracking img