Ateismo filosofico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5342 palabras )
  • Descarga(s) : 38
  • Publicado : 22 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL BASILISCO, número 1, marzo-abril 1978, www.fgbueno.es

AKTICULOS

ATEÍSMO FILOSÓFICO Y RELIGIÓN PROGRESISTA
DOMINGO BLANCO
Málaga

FERNANDEZ

HEGEL O LA CRITICA RELIGIOSA DE LA RELIGIÓN
omenzar por un esquemático recordatorio de la crítica hegeliana de la religión tiene un interés superior al meramente histórico, puesto que abandonar el cobijo idealista le está resultando alpensamiento actual mucho más difícil de lo que se cree. Si los hombres aceptan someterse a Dios como a su Amo absoluto y entregan de ese modo su libertad es, enseñaba Hegel, por miedo a la muerte y como precio por el consuelo de soñar una vida en el Bien eterno. Los hombres no nos veremos libres de amos humanos o del Amo divino mientras no aceptemos resueltamente el hecho inexorable y definitivo denuestra propia muerte. Pero Hegel no detuvo su filosofía en el análisis de ésta que él llama «conciencia desgraciada», sino que en su sistema dialéctico general integró «lo negativo» como un momento esencial, como el motor que impulsa la historia humana hacia el fin positivo del Espíritu absoluto. El propio Hegel sostiene expresamente que la síntesis de lo particular y de lo universal que Cristorepresentaba en cuanto Dios (universal) hecho carne (particular) debe efectuarse, aunque no después de la muerte, sino ahora y por nuestra acción; no en la trascendencia fantástica de lo sobrenatural, sino en la inmanencia del Concepto que se encarna en el Estado moderno, en cuanto conciliador que la justa organización social (lo universal) y de la libertad de los individuos y grupos particulares. Altraducir a conceptos las representaciones imaginativas de la religión, la crítica idealista proyecta la infi32

nidad divina sobre el plano de una estatolatría monista. El Espíritu absoluto, la idea de la idea (Noesis méseos), la síntesis superadora de acción y pensamiento, de realidad y concepto, de naturaleza y espíritu, de vida y muerte, los alcanzaría la Historia en una Razón absolutomanifestada como Razón de Estado. La crítica idealista de la religión se convierte así, como decía Feuerbach antes de Marx, en un sucedáneo de la religión, en una soteriología intramundana, en la última astucia de la razón para consolar a los hombres de su condición indigente.

2. MARX O EL IDEALISMO SUBYACENTE A UNA FILOSOFÍA DE LA PRAXIS
Es bien sabido que Marx entiende por religión la ideologíasegregada por un organismo enfermo. En un mundo material que separa al hombre de sí mismo y le impide realizarse, el hombre proyecta su realización al cielo imaginario de la religión y crea la idea de un Dios creador de todo, incluido el hombre. Al producir la idea de Dios, el hombre se rebaja a considerarse producto de su producto. Desde Fichte hasta los neohegelianos de izquierda, todo el idealismoalemán ha concebido al hombre como productor en la aceptación más radical: en la de libertad creadora, y ha rechazado apasionadamente la heteronomía del hombre. La producción humana no podría venir determinada por ninguna instancia superior, declaraban los idealistas, porque cualquier idea de un orden divino
EL BASILISCO

EL BASILISCO, número 1, marzo-abril 1978, www.fgbueno.es

osobrenatural es, como tal idea, un producto humano. Max Stirner, el último y más radical neohegeliano, escribió El único y. su propiedad para proclamar la absoluta soberanía del yo humano y prevenir el riesgo de que el individuo paralice, al objetivarse en su creatura, el dinamismo activo y creador que constituye la verdadera vida. ¿Dice lo mismo la crítica marxiana? En absoluto. Las ideas de Stirner ydemás familia idealista le parecen «fantasías inocentes y pueriles». ¿Por qué? Porque no se libera a los hombres sólo por descargarles de sus fantasmas cerebrales. Eso sería tan ridículo, dice Marx, como suponer que para no caer en el vacío baste quitarse de la cabeza la idea de gravedad. N o es sólo el pensamiento lo que está por liberar, porque no hay otro pensamiento que el de los individuos de...
tracking img