Atención psicológica del paciente pediátrico.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1028 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Atención psicológica del paciente pediátrico.
Lic. María de las Victorias Rosales

“Alicia se acercó, tímidamente y llamo a la puerta.
-No vale la pena- dijo el lacayo-sapo
Alicia se le quedó mirando.
-No, no vale la pena-repitió el lacayo-sapo. Y ello por dos razones.
-¿Cuales?- preguntó Alicia.
-La primera, porque yo estoy en el mismo lado de la puerta que tú. Y segundo, porque ahídentro están haciendo tanto ruido que nadie puede oír nada.
-¿Entonces? –dijo Alicia
-Golpear la puerta podría tener algún sentido, si tuviéramos la puerta entre ambos.
-¿Como?
-sí, por ejemplo, si tu estuvieras dentro podrías golpear y entonces yo la abriría para que salieras”

La función del psicólogo en la conducción de los tratamientos de niños en el ámbitohospitalario, consiste, en muchos casos, en restituir el valor perdido, quebrado, de la función de la escucha parental. Un padre, una madre, consultan allí donde no escuchan, o no entienden o no saben o suponen no saber lo que les sucede a sus hijos, a quienes llevan al hospital a causa de algún padecimiento grave en su cuerpo. El buen entendedor, el medico, está del mismo lado de la puerta que losniños y los padres, por lo tanto no puede escuchar el llamado.
Creo que la intervención del psicólogo funciona como puerta. Útil para los padres y también para los médicos a cargo de la recuperación del niño en cuestión. En un primer momento puede ubicarse detrás de la puerta y escuchar el llamado del especialista e interviniendo desde allí puede producirse el efecto que permita que los padres, enun segundo momento, se ubiquen detrás de la puerta para escuchar el llamado de los hijos.

Fundamento

Quienes rescatan regiones del universo infantil, ponen el cuerpo y el pensamiento con intervenciones que no caben en los libros. Escuchar a los niños facilita la creación de otro espacio durante la internacion y ofrece un tiempo de amparo.
El psicólogoacompaña al niño en un intento de no tomarlo como objeto de estudio, e inicia la búsqueda de un lugar para él. ¿De qué esta enfermo ese niño con el que nos encontramos? ¿De qué lo van a tratar? ¿Esta desamparado ante nosotros los profesionales?

Un niño obliga a replantear cada uno de los tópicos de la psicoterapia: la relación medico paciente, el estatuto del síntoma,las diferencias entre juego y asociación libre y también el final de la “aventura terapéutica”
La cuestión de la objetalidad del niño y como llega a ser un sujeto es correlativo al tema de la responsabilidad del adulto y en eso están implicados no solo sus padres sino también los profesionales a cargo de su tratamiento. Responsabilidad es una palabra que viene delverbo responder, el responsable es el que se presenta y da cuenta de algo. Creo que en la constitución de la subjetividad de un niño los padres tienen responsabilidad.
Quienes trabajamos en el hospital y atendemos niños sabemos del desamparo subjetivo y de efectos tales como el replegamiento del niño, donde reacciona en lugar de existir y la vida deja de ser para él uncampo lúdico. Estamos frente a situaciones de quebrantamiento o colapsos donde pueden plantearse una serie de fallas en la organización del aparato psíquico que operan como defensa contra estados de enfermedad “impensables”.
Podría hablarse de “agonías primitivas” acentuando el aspecto atemporal, lo interminable de ese sufrir. La angustia tiene que ver con lo queaparece súbitamente, en cambio la agonía se sitúa en un estado. Al modo de un caer para siempre.
Lo que no pudo ser abarcado, metabolizado, simbolizado por el aparato psíquico dejara un efecto de aniquilación, en donde cabría preguntarse si las internaciones evitan el desamparo de los niños o lo agravan, según sea el modo de abordarla por el equipo medico.
La clave...
tracking img