Atrapame si puedes

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3165 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
¿Quién dijo que el crimen no paga?
Que vea Atrápame si puedes, de Steven Spielberg
Si alguna vez ha sido cierta la sospecha de que la realidad supera a la ficción, nunca con mayor intensidad que en el caso de Frank Abagnale, un jovencísimo estafador que durante la década de los sesenta mantuvo en jaque a los agentes del FBI encargados de encerrarlo entre rejas. Durante una fulgurante carreracriminal, que comenzó sin haber cumplido los diecisiete años, Abagnale consiguió hacerse pasar por copiloto de líneas aéreas, pediatra y ayudante del fiscal general de Louisiana, y con su inteligencia e insólita capacidad para la seducción y el engaño perpetró numerosas estafas por un monto de varios millones de dólares. Una vez capturado, y tras pasar varios años en una prisión de alta seguridad,Abagnale se rehabilitó, y en la actualidad trabaja como consejero de las mismas empresas a las que en otro tiempo robó tan eficazmente1.

Si un guionista de Hollywood hubiera sacado de su chistera la historia de tan astuto delincuente, seguramente el público la habría considerado increíble. Sabiendo ahora, en cambio, que la peripecia biográfica del imberbe estafador fue real, lo increíble es queno se haya vertido en imágenes mucho antes. Pues los años juveniles de Abagnale contienen un destilado del material con el que están hechos los sueños, de esas cualidades que todos, secretamente, hemos deseado alguna vez, y que tanto beneficio rinden en el cine y la literatura: la inteligencia rápida y certera, la belleza descarada y seductora, una avasalladora ambición de ganar, la generosidadadornada por un punto de elegante cinismo, la pasión por vivir al límite, allá donde el común de los mortales sólo nos atrevemos a fantasear.

Todo esto es lo que ha sabido expresar Steven Spielberg con esta su última película, que representa un significativo cambio de registro con respecto a los tonos sombríos y la ambientación futurista de sus dos últimas producciones, Inteligencia Artificial yMinority Report. En abierto y quizás deliberado contraste con estos dos últimos dramas de anticipación, Atrápame si puedes constituye una comedia vital, luminosa, recorrida por un hálito de frescura, y hasta de sana desfachatez, que apenas recordábamos en la cinematografía del director norteamericano. Habría que remontarse hasta el año 1979, hasta la para mí divertidísima y absolutamenteminusvalorada 1941, para reconocer como propios de Spielberg esos toques de insolencia y desvergüenza, tan escasos en sus últimas producciones y, sin embargo, tan imprescindibles en las mejores comedias.

También habría que volver la vista muy atrás —tal vez hasta 1989, con Indiana Jones y la última cruzada— para encontrar un filme de Spielberg construido en torno a las interpretaciones de una pareja deactores tan en estado de gracia. Si entonces fueron Sean Connery y Harrison Ford los protagonistas de un espléndido duelo actoral, lleno de matices, sorpresas y recovecos, ahora tenemos la oportunidad de deleitarnos con las interpretaciones sobresalientes de un Leonardo DiCaprio (Frank Abagnale) y un Tom Hanks (el agente del FBI Carl Hanratty), en papeles que ofrecen más de un punto de contactocon los de aquella magnífica película de aventuras. Para el aficionado no hay ninguna sorpresa en esta nueva muestra del talento aparentemente inagotable de Hanks —cómo dudar de la solvencia de un actor que nos viene ofreciendo de forma sistemática protagonistas tan inolvidables como los de Salvar al soldado Ryan, Náufrago o Camino a la perdición—, pero tal vez sí la haya en este último DiCaprio,un actor mucho menos versátil que Hanks, pero que aquí borda un papel sin duda agradecido, pero también difícil y complejo. DiCaprio no sólo triunfa en la exhibición de los dones que le han dado un puesto de privilegio en el star-system hollywoodiense —la apostura, la mirada despierta y seductora, la cautivadora sonrisa—, pues asimismo logra demostrar un variadísimo catálogo de registros, que...
tracking img