Auguste comte

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1122 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 18 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
BIOGRAFÍA DE Ruiz de Cabañas y Crespo

Nace el 3 el mayo de 1752, en la villa de Espronceda, provincia de Navarra, España, hijo del matrimonio formado por Tomás Ruiz de Cabañas y Hernández y la señora Manuela Crespo y Desoxo;
Los señores Tomás y Manuela se caracterizaron por ser sumamente religiosos y caritativos, al grado de que convirtieron una habitación de su propia casa en un asilo comúnpara los más pobres del lugar, formando así, con el ejemplo en sus hijos, una auténtica conducta cristiana.
Desde su niñez, Juan Cruz Ruiz de Cabañas y Crespo se vio adornado de las más bellas cualidades y virtudes, razón por la cual se ganó el aprecio y consideración de todos aquellos que lo conocían.
Desde pequeño fue manifestando su gusto por la vida consagrada, intención que lo llevó a unarespuesta siempre generosa y recta en su sentir vocacional, como un camino de santidad y entrega.
Sus primeros años de vida sacerdotal los dedicó a la enseñanza y actividades secundarias que se le encomendaban, dada su enorme capacidad y la confianza que en él depositaban sus superiores, siendo así que, a pesar de su corta edad, se le nombró rector del Mayor y Viejo Colegio de San Bartolomé. Añosmás tarde, por encargo del Obispo José Ramírez de Arellano, asumió la rectoría del Seminario, cargo en el que consagró todas sus energías; esfuerzo que se vio bien recompensado, pues al poco tiempo este plantel llegó a ser uno de los mejores de la Península Ibérica.
El Rey Carlos IV, conocedor de las obras y virtudes de Ruiz de Cabañas, no dejó pasar la primera oportunidad para promoverlo alEpiscopado, y al quedar vacante la Diócesis de León, en Nicaragua, a fines de 1792, lo presentó como candidato, promoción que no rechazó Su Santidad Pío VI, dándole el nombramiento el 12 de septiembre de 1794. Así, recibió la Consagración episcopal en España el 19 de abril de 1795, pero sorpresivamente, un mes después, se publicó la presentación del señor Ruiz de Cabañas como Obispo de Guadalajara, enla Nueva Galicia, razón por la cual jamás llegaría a ocupar la sede episcopal de León, para mejor trasladarse a la Perla Tapatía.
El Obispo Cabañas ingresó solemnemente a la ciudad de Guadalajara el 3 de diciembre de 1796, dando prontas muestras de sus virtudes y carácter.
Son muchos los hechos que demuestran su prontitud a socorrer a los más necesitados, costumbre que aprendiera desde pequeñode sus señores padres; así se manifestó, por ejemplo, el mismo día en que tomara posesión de estas tierras, cuando se le preparó un banquete de recibimiento, y al ver el obispo tal lujo y derroche sucedió lo siguiente: refiérese que en los momentos en que comenzaría la comida, el señor Obispo se dirigió a uno de los encargados, preguntándole si no había pobres en esa ciudad, porque él observaba underroche innecesario de alimentos; ante lo cual, el responsable contestó: «No se preocupe, Su Eminencia, tiempo habrá después para ocuparnos de los pobres; por ahora le ruego que se siente a disfrutar este banquete que hemos preparado en su honor»; el señor Cabañas se limitó a responder que se sentiría más honrado si se dispusiera que los pobres participaran también de ese banquete. Ante lainsistencia del Obispo, se dispuso que más de cincuenta pordioseros se sentaran a la mesa al lado del nuevo Obispo de Guadalajara, cuyos invitados quedaron asombrados ante aquel hecho.
Fue al señor Cabañas, siendo obispo, a quien le tocó vivir la sangrienta década de la guerra iniciada por Hidalgo y terminada por Iturbide; presenció la creación del Primer Imperio y coronó, él, a Agustín de Iturbidecomo Emperador de México; fue testigo, también, de la creación de la primera República; de la intervención de la masonería, un desencadenado empobrecimiento de sus habitantes y muchas otras cosas más.
El Obispo Cabañas visitó insistentemente su territorio diocesano, no obstante lo extenso de éste, lo que le permitió conocer y amar más la porción a él encomendada, por tal motivo, sus resoluciones...
tracking img