Aura

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3699 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
VALENTIN GOMEZ FARIAS
NOMBRE DE LA ALUMNA:

YANETH PEREZ SERRANO

NOMBRE DE LA PROFESORA:
ALMA CERRON
DRADO Y GRUPO:
3 D
TEMA:
AURA “CARLOS FUENTES”
FECHA: 1 DE OCTUBRE DEL 2010
CALIFICACION:

Capítulo I
Distraído, dejas la ceniza del cigarro que caiga dentro de la taza de té que has estado bebiendo en este cafetín sucio y barato, se solicita historiador joven. Conocedor de lalengua francesa, juventud, conocimiento del francés, preferiblemente se ha vivido en Francia algún tiempo, solo falta que las letras más negras y llamativas del aviso se solicita Felipe montero, antiguo becario en la Sorbona, historiador cargado de datos inútiles acostumbrada de a exhumar papeles amarillos, profesor auxiliar en las escuelas particulares, novecientos pesos mensuales recoges tuportafolio y dejas la propina tratas de olvidar mientras caminas a la esquina. Metes la mano en el bolsillo juegas con las monedas de cobre, por fin escoges treinta centavos, los aprietas con el puño y alargas el brazo para tomar firmemente el barrote de fierro del camino que nunca se detiene, saltar abrir paso, pagar los treinta centavos, acomodarte difícilmente entre los pasajeros apretujados queviajan de pie, apoyar tu mano derecha en el pasamanos, apretar el portafolio contra el costado y colocar distraídamente la mano izquierda sobre la bolsa trasera del pantalón, donde guardas los billetes.
Al llegar a la página de anuncios, allí estarán, otra vez esas letras destacadas: historiador joven. Nadie acudió ayer. Te sorprenderá imaginar que alguien vive en la calle de donceles. Caminas conlentitud, tratando de distinguir el número 815 en este conglomerado de viejos palacios coloniales convertidos en talleres de reparación, relojerías, tiendas de zapatos y expendios de aguas frescas.
El 13 junto al 200, el antiguo azulejo numerado 47 encima de la nueva advertencia pintada con tiza: ahora 924. Las sifonales no perturban, las luces de mercurio no iluminan, las baratijas expuestas noadornan ese segundo rostro de los edificios. Las ventas ensombrecidas por largas cortinas verdosas: esa ventana de la cual se retira alguien en cuanto tú la miras, miras la portada de vides caprichosas, bajas la mirada al zaguán despintado y descubres 815, antes 69.imaginas que el perro te sonríe y sueltas su contacto helado. Tratas, inútilmente de retener una sola imagen de ese mundo exteriorindiferenciado, buscas en vano una luz que te guie, camina trece pasos hacia frente y encontraras la escalera a su derecha. El olor de la humedad, de las plantas podridas, te envolverán mientras marcas tus pasos, primero sobre las baldosas de piedra, en seguida sobre esa madera crujiente, fofa por la humedad y el encierro, tocas esa puerta que vuele a pino viejo y a húmedo; buscas una manija terminaspor empujar y sentir, ahora, un tapete bajo tus pies. Empujas esa puerta- ya no esperas que alguna se cierre propiamente; ya sabes dispersas en tus pestañas, como si atravesaras una tenue red de seda, consigues al cabo, definir como veladoras colocadas como repisas y entre paños de ubicación asimétrica. Lograras verla cuando des la espalda a ese firmamente de luces de botas, ahí, esa figurapequeña se pierde en inmensidad de la cama; al extender la mano no tocas otra mano, si no la piel gruesa, afieltrada, las orejas de ese objeto que roe con un silencio tenaz y te ofrece sus ojos rojos: sonries y acaricias al conejo que yace al lado de la mano que, por fin, toma la tuya con unos dedos sin temperatura que se detiene largo tiempo sobre tu palma húmeda la voltean y acerca tus dedos abiertos ala almohada de encajes que tocas para alejar tu mano de la otra. Te apartaras para que la luz combina de la planta, la cera y el vidrio dibuje esa cofia de seda que debe recoger un pelo muy blanco y en marcar un rostro casi infantil de viejo. Voy al grano. No me quedan muchos años por delante, señor montero, y por ello he ´preferido violar la costumbre de toda una vida y colocar ese anuncio...
tracking img