Autismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 47 (11578 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
ALTERACIONES DE CONDUCTA

Autores: Margarita Capilla Celeste Gallardo Juan Martos Isabel Osorio
-

-

-

-

Socorro Puras Lidia Valdemoro
-

CENTRO NACIONAL DE RECURSOS PARA LA EDUCACION ESPECIAL
Ministerio de Educación y Ciencia
Madrid, España, 1989
Índice
OBJETIVOS
1NTRODUCCION
IDENTIFICACION, DEFTNTCION DE LAS CONDUCTAS PROBLEMATICAS
Tipos de conductas problemáticasCriterios de prioridad en el tratamiento
Definición de conductas en términos operativos
2. MEDICION DE LAS CONDUCTAS PROBLEMATICAS
Por qué medir la conducta
Pasos para medir una conducta
3. TRATAMIENTO
Principios generales de educación y tratamiento conductual de niños autistas
Estructura del ambiente educativo
Aprendizaje sin errores
Técnicas de modificación de conducta. Cuadro-resumen:Adquisición, Extinción, Mantenimiento
Otras técnicas: técnicas de autocontrol y autoinstrucción
4. PROBLEMAS DE CONDUCTA EN AUTISMO

Conductas problemáticas más frecuentes en autismo: definición, etiología, técnicas de
tratamiento
Conductas auto lesivas
Agresión
Conductas autoestimulatorias: estereotipias
Hiperactividad
Rabietas
Alteraciones sensoriales en autismo: algunas concepcionesneurológicas
RESUMEN
BIBLIOGRAFIA ESPECIFICA

OBJETIVOS


Conocer las conductas problemáticas más frecuentes en autismo inflintil.



Ser capaz de identificar una conducta problemática, y definirla en términos operativos.



Ser capaz de medir una conducta mediante el análisis funcional fundamentalmente y otros tipos de
registro.



Conocer las principales técnicas demodificación de conducta (de adquisición, mantenimiento y
extinción).



Conocer los principios generales de educación y tratamiento conductual de los niños autistas.



Ser capaz de seleccionar la técnica o técnicas más adecuadas para el tratamiento de un caso a partir de un
análisis funcional.

INTRODUCCION
El término

problemas conductuales se ha usado a veces para referirse a losproblemas que el niño
autista tiene con otras personas, especialmente los adultos, como sus padres y profesores. Sin
embargo, para ciertos autores (L. Wing, E. Schopler, 1976), estos problemas de conducta tienen
la misma base que los déficits cognitivos del niño, su deficiencia lingüística y de comprensión, y
sus problemas específicos de aprendizaje. Cabe señalar aquí trabajos como los de L. Wing yJudith Gould (1979), que demostraban, en un estudio epidemiológico, que suele darse una
asociación consistente entre las alteraciones de la capacidad de relación social, las anomalías y
deficiencias del lenguaje, la dificultad o imposibilidad de simbolización y la tendencia a repetir
conductas rituales y estereotipadas.
Sea cual fuere la defmición que hagamos del síndrome autista, yreconociendo que, a pesar de

los intentos recientes, el concepto de autismo sigue siendo ambiguo, teniendo tan sólo el sentido
de un rótulo clas~flcatorio (Riviére, 1984) que no indica la etiología probable de las alteraciones
de conducta ni tiene aplicaciones pronósticas o terapéuticas claras y que se aplica a una población
enormemente heterogénea (en cuanto a niveles de C.I., lenguaje ycompetencia de relación,
alteraciones de conducta, etc.) la realidad con la que nos encontramos las personas (padres o
profesionales) relacionadas con estos niños es que presentan una serie de problemas especiales,
tales como las alteraciones de conducta (estereotipias, conductas autoestimulatorias,
autoagresiones, comportamientos de evitación
activa de la interacción, conductas destructivas, etc.),que interfieren seriamente con las
posibilidades de aprendizaje del niño, aumentan su aislamiento y pueden producir efectos
dañinos en el medio o en el propio sujeto, por lo que contar con una tecnología terapéutica
relativamente independiente de la etiología tiene un valor indiscutible.
-

-,

Trabajos como los de Ferster y De Meyer (1961); Wolf, Risley y Maes (1964); Lovaas Freitag,...
tracking img