Autores

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1663 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
DANIEL SAMPER. EL TIEMPO.
Mockus: ¿podría pinchar el globo?
Adivinanza: ¿cómo se llama el candidato que describo a continuación? Es un individuo algo exótico, de familia inmigrante, cuyos hijos llevan nombres extranjeros. Aspira a la primera magistratura; encarna la oposición a los dos partidos tradicionales; volvió una campaña electoral aburrida en un suceso "sísmico"; es favorito de lossardinos, que inundan con su propaganda el ciberespacio; según la prensa, "canaliza el desdén popular por la clase política" y su triunfo "podría cambiar toda la política nacional"; empezó de colero en las encuestas y ahora derrota a sus contendores; lo festejan como un fenómeno, pero hay quien opina que el delirio por el personaje bordea "la insensatez".

Se equivoca quien crea que hablo de AntanasMockus. Todos los datos corresponden a publicaciones acerca de Nick Clegg, candidato a primer ministro de Gran Bretaña por el Partido Liberal Demócrata. Las coincidencias con Mockus, sin embargo, son tan sorprendentes, que uno podría cometer el error de deducir paralelos para Colombia de los resultados de las urnas británicas el próximo jueves. No. Hay pocas extrapolaciones posibles, salvo en dosterrenos. Primero, que Clegg y Mockus calibran la fuerza de la ciudadanía frente a las maquinarias políticas, y, segundo, que ambos representan un fascinante boom de opinión pública.

¿Cuánto durará ese boom? ¿Les permitirá llegar a la fecha clave sobre la cresta de la ola o se desinflará antes? Clegg lo tiene más fácil que Mockus, porque la jornada de votaciones británica está mucho más próximaque la colombiana, y es una sola. Globos como los de Clegg y Mockus suben febrilmente y lo mismo podrían llegar al poder -como Álvaro Uribe y Barack Obama- que pincharse sin remedio. Aquí aparece una clara diferencia: Clegg gana adeptos cada vez que habla por los medios; Mockus, en cambio, podría perderlos.

En efecto, el ex alcalde bogotano suena mejor mientras menos se le entiende y, comocorresponde a un filósofo, seduce más cuando pisa el terreno de las abstracciones éticas que el de las cuestiones prácticas. Sobre todo, debe tener cuidado con el lenguaje, para no "admirar" a Chávez cuando sólo lo "respeta" y para evitar resbalones como aquel de que extraditaría a Uribe o Santos si los pidiera una autoridad foránea. La sincera explicación de esta metida de pata resulta aún peor,pues consiste, nada menos, que en haber hablado "sin conocer el tema". En un filósofo, un delicado error epistemológico; en un candidato, un papayazo incomprensible.

Pese a todo, y ya que están de moda los matemáticos, Cambalache contrató a uno muy caro para analizar las encuestas. Según mi asesor, la comparación entre las de Napoleón Franco que circularon entre el 14 y el 25 de abril muestran lossiguientes puntos interesantes (cifras porcentuales):

* La imagen favorable de Mockus subió de 52 a 61, la de Petro de 23 a 28, la de Vargas Lleras 3 puntos y la de Pardo 2. Solo bajó Santos (55 a 52).

* Cayó la imagen negativa de Mockus (28 a 22), se mantuvieron las de Vargas Lleras (26), Pardo (29) y Petro (49) y subieron las de Santos (29 a 33) y Noemí (25 a 35).

* La intención devoto por Mockus pasó de 20 a 38. La de Santos sigue en 29 y la de Noemí en 11; las demás no llegan a 5.

* No votaría jamás por Petro el 33 de los electores, ni por Santos el 30, ni por Noemí el 23, ni el 13 por Mockus.

* 40 de 100 creen que Santos ganará (bajó de 47) y 35 piensan que ganará Mockus (subió de 19).

* Si hay segunda vuelta, Mockus ganaría a cualquier otro y lograría el 50 frenteal 37 de Santos. Este vencería a todos, excepto a Mockus. Sanín perdería con Mockus, Santos y Vargas. Vargas derrotaría a Pardo y a Petro. Petro no ganaría en ningún caso.

La encuesta publicada el viernes por EL TIEMPO aumenta las diferencias. Pero las cifras a veces dicen tanto como ocultan. Aún falta un buen trecho de campaña y pueden pasar muchas cosas.

ESQUIRLAS. El Gobierno debe...
tracking img