Autoridad e individuo - bertrand russell

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 123 (30637 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
AUTORIDAD E INDIVIDUO por BERTRAND RUSSELL Primera edición en inglés, 1949 Primera edición en español, 1949 Primera reimpresión, 1950 Segunda reimpresión, 1954 Tercera reimpresión, 1961 Cuarta reimpresión, 1967 Quinta reimpresión, 1973 Traducción de MARCARA VILLEGAS Título original: Authority and the Individual © 1949 George Alien & Unwin, Ltd., Londres D. R. © 1949 FONDO DE CULTURA ECONÓMICA Av.de la Universidad, 975; México 12, D. F. Impreso en México ÍNDICE Nota preliminar. I. La cohesión social y la naturaleza humana. II. La cohesión social y el Gobierno. III. La función de la individualidad. IV. El conflicto entre la técnica y la naturaleza humana. V. La intervención y la iniciativa: sus esferas respectivas. VI. Ética del individuo y ética social.

NOTA PRELIMINAR He contado, enla preparación de este libro, con la asistencia vital de mi esposa, Patricia Russell, no sólo por lo que respecta a los detalles, sino también a las ideas generales y a su aplicación a las circunstancias actuales. I LA COHESIÓN SOCIAL Y LA NATURALEZA HUMANA El problema fundamental que me propongo tratar en este ensayo es el siguiente: ¿cómo podemos combinar el grado de iniciativa individualnecesario para el progreso con el grado de cohesión social indispensable para sobrevivir? Empezaré por los impulsos de la naturaleza humana que hacen posible la cooperación social. Primero examinaré las formas que tomaron estos impulsos en las comunidades más primitivas y, después, las adaptaciones que trajeron consigo las organizaciones sociales al cambiar gradualmente según iba avanzando lacivilización. A continuación consideraré el alcance y la intensidad de la cohesión social en diversas épocas y diversos lugares, hasta llegar a las comunidades de nuestros días, y las posibilidades de nuevos desarrollos en un futuro no muy lejano. Después de esta exposición de las fuerzas que mantienen unida a la sociedad me ocuparé del otro aspecto de la vida del hombre en las comunidades, es decir, lainiciativa individual, mostrando la parte que ésta ha desempeñado en las diferentes fases de la evolución humana, la parte que desempeña en la actualidad y las consecuencias futuras del exceso o de la falta de iniciativa, en individuos y grupos. Luego abordaré uno de los problemas fundamentales de nuestro tiempo, es decir, el conflicto entre la organización y la naturaleza humana, creado por latécnica moderna O, en otras palabras, el divorcio del móvil económico y de los impulsos de creación y de posesión. Una vez planteado este problema, consideraré lo que se puede hacer para resolverlo y, por último, examinaré, desde el punto de vista ético, la relación total entre el pensamiento, el esfuerzo y la imaginación individual, por una parte, y la autoridad de la comunidad por otra.

En todoslos animales sociales, incluyendo al hombre, la cooperación y la unidad de un grupo se fundan, en cierto modo, en el instinto. Esto es más completo en las hormigas y en las abejas, que aparentemente nunca muestran inclinación a efectuar actos antisociales y permanecen siempre fieles al hormiguero o la colmena. Hasta cierto punto podemos admirar este rígido cumplimiento del deber público, pero hayque reconocer que tiene sus inconvenientes, pues ni las hormigas ni las abejas crean grandes obras de arte, ni hacen descubrimientos científicos, ni fundan religiones que enseñen que todas las hormigas son hermanas. Su vida social es, en efecto, mecánica, precisa y estática. Pero nosotros no tenemos inconveniente en que la vida humana tenga un elemento de turbulencia si con eso nos libramos de unestancamiento evolutivo semejante. El hombre primitivo era una especie débil y escasa, cuya supervivencia fue precaria en su principio. En alguna época sus antepasados descendieron de los árboles y perdieron la ventaja de tener pies con dedos prensil», s, pero ganaron la de tener brazos y manos, Gracias a esta evolución consiguieron no tener que vivir ya en los bosques, pero, en cambio, los...
tracking img