Aventura en el centro de la tierra

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 186 (46326 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
AVENTURA EN EL CENTRO DE LA TIERRA Edgar Rice Burroughs
Título original: At the earth’s core Traducción: Andrés Machalsky © 1914 by Frank Munsey Company © 1976 By Intersea SAIC - México 924 - Bs.As. Escaneado por Sadrac, Noviembre 1999

Introducción En primer término les ruego que tengan presente que no abrigo esperanzas de que me crean esta historia. No se sorprenderían tampoco si hubieranpresenciado una experiencia que tuve recientemente cuando, con la coraza de una ignorancia ingenua y estupenda, le narré alegremente a un Miembro de la Real Sociedad de Geología el meollo del asunto. Esto fue durante mi última visita a Londres. Sin duda hubieran pensado que me descubrieron cometiendo un crimen no menos atroz que el de robar las Joyas de la Corona, o el de envenenar el café de SuMajestad el Rey. El erudito caballero en quien deposité mi confianza se quedó helado antes que yo hubiera llegado a la mitad del relato, lo que lo salvó de salirse de sus casillas. Mis sueños de un Nombramiento Honorario, medallas de oro y un lugar en el Salón de Celebridades se desvanecieron en la fría aura de su reacción. Pero yo creo que la historia es verdadera, y ustedes también lo creerían, asícomo el docto Miembro de la Real Sociedad de Geología, de haberla escuchado de los labios del hombre que me la contó a mí. Si hubieran visto, como yo, el fuego de la verdad en esos ojos grises; si hubieran percibido el timbre de sinceridad en esa voz apacible, si hubieran comprendido lo patético que era, ustedes también creerían. No hubieran exigido la evidencia ocular final que yo tuve delextraño animal ramforincóceo que él había traído consigo del mundo interior. Lo conocí inesperadamente, en el linde del gran desierto del Sahara. Estaba de pie frente a una carpa de piel de cabra, en medio de un grupo de palmeras datileras, en un pequeño oasis. Había un aduar árabe de unas ocho o diez carpas en las cercanías. Yo había bajado desde el norte a cazar leones. Mi partida consistía en unadocena de hijos del desierto y yo era el único hombre "blanco". Mientras nos acercábamos al grupo pequeño de árboles divisé a aquel hombre que salía de su carpa y nos escudriñaba protegiéndose los ojos con la mano. Al verme, se lanzó rápidamente a nuestro encuentro. - ¡Un hombre blanco! - exclamó -. ¡Gracias a Dios! He estado observándolos durante horas, esperando desesperado que esta vez hubiera unhombre blanco entre ustedes. Dígame la fecha. ¿En qué año estamos? Cuando se lo dije trastabilló como si hubiera recibido un golpe en plena cara, de modo que se vio obligado a aferrarse a mi estribo para no perder el equilibrio. - ¡Es imposible! - exclamó después de un instante. - ¡Es imposible! Dígame que está equivocado, que bromea... - Le estoy diciendo la verdad, amigo - repliqué -. ¿Por quéhabría de engañar a un desconocido, o intentar hacerlo, en algo tan simple como la fecha?

1

Se quedó callado durante un rato con la cabeza gacha. - ¡Diez años! - musitó al fin -. Diez años, ¡y yo que pensaba que como mucho podía haber transcurrido algo más de uno! Aquella noche me relató su historia, la historia que ahora transcribo con la mayor exactitud que mi memoria me permite.CAPITULO 1 Hacia los fuegos eternos Nací en Connecticut hace unos treinta años. Mi nombre es David Innes y mi padre era un acaudalado minero. Cuando yo tenía diecinueve años, falleció. Todas sus posesiones iban a ser mías en cuanto llegara a la mayoría de edad, a condición de que yo me dedicara con esmero, los dos años que faltaban, al gran negocio que habría de heredar. Hice todo lo que pude porcumplir con los últimos deseos de mi padre, pero no por la herencia, sino porque lo amaba y respetaba, de modo que durante seis meses trabajé en las minas y en las oficinas, pues quería conocer todos los pormenores de la actividad. Fue entonces cuando Perry me interesó en su invento. Era un hombre viejo que había dedicado la mayor parte de su larga vida a perfeccionar una excavadora subterránea...
tracking img