Bach, nosotros y la concepción de dios como ordenador

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2291 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ordo mundi
Sobre Bach, nosotros y la concepción de Dios como ordenador

MMV

Resumen
En la reflexión que hace surgir este trabajo se manifiestan dos inquietudes, a saber, ¿cuál es la necesidad estética que obliga a Bach a hacer una música como la que hizo?, y ¿en estos momentos, en estas latitudes, tal necesidad existe?
Para responder estas cuestiones, se revisará el término orden. Laforma en que se entenderá este término se determinará tras revisar la “quinta vía” de Santo Tomás, hermosa prueba del Santo medieval de la existencia de Dios, donde esta palabra queda descubierta en toda su extensión.
Luego se revisarán dos momentos importantísimos en la vida de Bach con la intención de descubrir tal necesidad estética.
En la segunda parte de este ensayo, se propondrá la reflexiónfinal, ¿en estos momentos, en estas latitudes, se puede realizar una música ordenada?, o lo que es lo mismo, ¿podemos cantar al orden?

Prima Pars

Quinta via sumitur ex gubernatione rerum. Videmus enim quod aliqua quae cognitione carent, scilicet corpora naturalia, operantur propter finem, quod apparet ex hoc quod semper aut frequentius eodem modo operantur, ut consequantur id quod estoptimum; unde patet quod non a casu, sed ex intentione perveniunt ad finem. Ea autem quae non habent cognitionem, non tendunt in finem nisi directa ab aliquo cognoscente et intel-ligente, sicut sagitta a sagittante. Ergo est aliquid intelligens, a quo omnes res naturales ordinantur ad finem, et hoc dicimus Deum.
La quinta vía surge a partir del gobierno de las cosas. Ciertamente, vemos que hay cosas quecarecen de conocimiento, a saber, los cuerpos naturales, las cuales operan movidas por un fin, el que queda claro a partir de todo aquello que siempre o frecuentemente opera del mismo modo, para conseguir aquello que es lo mejor. A partir de esto queda en evidencia que no llegan a conseguir ese fin por casualidad, sino que por una intención. Sin embargo, todo aquello que no tiene conocimiento notiende hacia un fin sino es dirigido por algo que sí conoce e intelige, tal como la flecha es dirigida por el arquero. Por ende, hay algo inteligente, por el cual todas las cosas naturales están ordenadas de acuerdo a un fin, y a esto llamamos Dios.

“¿Qué quiere decir que este vía surja del gobierno de las cosas? Gobernar no un mero mandar, sino que es más bien dirigir, es indicar unadirección, una ruta a seguir: es ordenar. Ese orden no consiste en imponer una determinada disposición a algo, una disposición ajena a lo dispuesto, sino que tal disposición viene de cierta manera determinada por la cosa misma. La causa de tal disposición la encontramos en la cosa dispuesta.”
Es claro que las cosas que componen el mundo no son seres racionales, por lo que si es cierto que se dirigenordenadamente hacia lo que es bueno y correcto, esto es, obedecen la dirección que les da su propia esencia, están siendo gobernadas por algo que conoce cual es su bien, su fin último.
Para Santo Tomás, eso que conoce el bien de cada una de las cosas es Dios.
Yendo un poco más allá, la existencia de Dios se deduce de la certeza, del conocimiento inicial, de que es Dios mismo el orden, lo que ordena,y hacia donde todo es ordenado.
Este conocimiento no nace de la especulación, pues los conceptos fin último, bien y orden, entendidos bajo la óptica cristiana, no responden a una pregunta sobre el mundo, sino que constituyen un principio, o mejor dicho, son parte esencial de lo que llamamos fe.
La fe en Dios se basa en estos principios, pues son ellos los que suponen una creación ordenada haciael bien.
Ahora, Santo Tomás llama a este razonamiento “vía”. La llama así pues es uno de los caminos que describe para encontrarse con Dios y ver su cara.
De esto se desprende que descubriendo el orden del mundo se puede ver a Dios, pues Dios habita en el orden.
Es bajo esta premisa, este pensamiento profundamente creyente, que el arte sacro, y de manera particular, la música sacra, se...
tracking img