Bachiller artes aplicadas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3687 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
DIGNIDAD DE LA PERSONA
DicPC
1. La dignidad humana para I. Kant. Pocos como Kant han reflexionado más y mejor sobre la libertad y la dignidad humana. Pero, ¿dónde radica para la ética de Kant la dignidad de la persona? En el valor que ella, en su actuar libre, se da a sí misma, en su autonomía, por la que el hombre se eleva sobre lo natural. Para Kant la autonomía «no es ninguna otra cosa másque la personalidad, es decir, la libertad e independencia del mecanismo de toda la naturaleza». La ley moral es «santa, gracias a la autonomía de su libertad»6. Y también afirma que tiene que «ponerse en el alma absolutamente el puro fundamento motor moral», mediante el cual el hombre siente «su propia dignidad»7. Pero, ¿qué hacer, entonces, con el infra-hombre, con la persona que no ha llegado asu plena autoposesión y autonomía? ¿Qué diremos de la persona que no acepte comportarse moralmente, del inmoral? ¿No merece el respeto en su persona? ¿Qué diremos de las mujeres y las personas de piel negra, que, según Kant, no habían llegado a la mayoría de edad y estaban excluidos del voto? La vía de la autonomía moral, que pretendió fundamentar la dignidad de la persona, ha fracasado -al menosparcialmente- en su proyecto, si nos situamos desde la perspectiva de los oprimidos, desde los incultos, los tontos, los deficientes psíquicos, así como desde el ser humano todavía no nacido, que pareciera, al no ser todavía autónomo, no tener los derechos propios del ser humano racional, autónomo y libre en acto. Ante esto nosotros afirmamos que el hombre no es persona porque obre moralmente deforma autónoma, sino que acontece justo al contrario: por ser persona puede obrar responsable y libremente, de tal forma que su ser persona es condición de posibilidad necesaria para su obrar moral autónomo y libre. Y por ello debemos sostener su digneidad como previa a su dignidad comportamental; de no ser así caeríamos en un actualismo moral que nos parece insostenible.
Por otro lado, unaformulación del imperativo ético categórico kantiano postula que las cosas de la naturaleza física pueden ser utilizadas como un medio, pero que «únicamente el hombre, y con él toda criatura racional, es fin en sí mismo», pues la persona es «el sujeto de la ley moral», de tal forma que en el orden de los fines el hombre «es fin en sí mismo, es decir, no puede nunca ser utilizado sólo como medio paraalguien (ni aun por Dios), sin, al mismo tiempo, ser fin» y esto conlleva que «la humanidad, en nuestra persona, tiene que sernos sagrada»8. De esto puede deducir Kant que la persona es «el único ser natural en el cual (...) podemos reconocer una facultad suprasensible (la libertad), y hasta la ley de la causalidad y el objeto que esa facultad puede proponerse como el más alto fin (el supremo bien enel mundo)». De manera que el hombre, «considerado como ser moral, no se puede ya preguntar más por qué existe. Su existencia tiene en sí el más alto fin; a este fin puede el hombre, hasta donde alcancen sus fuerzas, someter la naturaleza entera»9. Y en otro lugar Kant escribió: «Ahora yo digo: el hombre, y en general todo ser racional, existe como fin en sí mismo, no sólo como medio para usoscualesquiera de esta o aquella voluntad; debe en todas sus acciones, no sólo las dirigidas a sí mismo, sino las dirigidas a los demás seres racionales, ser considerado siempre al mismo tiempo como fin»10. Pero si para Kant la medida de la humanidad viene determinada por el comportamiento moral en libertad, en autonomía, ¿qué pensar entonces del malvado? Parece que Kant no sabe qué hacer con él.
Endefinitiva, pensamos que en este tema Kant se ve atrapado por su distinción, realizada en la Crítica de la razón pura, entre el fenómeno (lo aparencial y cognoscible) y el noúmeno (que, aunque Kant afirma como existente, sostiene que nos es incognoscible); esta distinción es la que está en la base de la ética de Kant que estamos analizando. Kant no puede afirmar que la persona sea un fin en sí,...
tracking img