Bachiller

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3553 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Miguel García Granados
Miguel García Granados (Sevilla, España, 29 de septiembre de 1809 - Ciudad de Guatemala, 8 de septiembre de 1878) fue político guatemalteco, presidente de Guatemala (1871-1873).
Nació en España en 1809. Cuando tenía dos años de edad su familia emigró a Guatemala. Fue diputado de la Asamblea Legislativa de Guatemala; durante la década de 1860, se convirtió en el principaldirigente del partido liberal, que se oponía al gobierno conservador del mariscal Vicente Cerna Sandoval por lo que tuvo que marcharse al exilio en México.
En 1871, encabezó junto con Justo Rufino Barrios, a las tropas liberales que invadieron Guatemala para deponer a Cerna, en lo conocido como la Revolución Liberal de 1871; el 3 de Junio de 1871 llegó con sus tropas a Patzicía, departamento deChimaltenango, donde levantaron el "Acta de Patzicia", desconociendo al gobierno de Vicente Cerna. El 30 de Junio de 1871, el ejército liberal entró en la Ciudad de Guatemala y García Granados se convirtió en presidente provisional, gobernando hasta el 4 de junio de 1873. Su gobierno puso en marcha la llamada "Reforma Liberal de 1871" y decretó la libertad de prensa y la libertad de cultos, lasupresión de los diezmos y de las órdenes religiosas y la expulsión de los jesuitas, además de impulsar la educación laica. García Granados fue sucedido en el poder por Justo Rufino Barrios.
Miguel García Granados falleció en 1878, a los 69 años de edad, siendo enterrado en un mausoleo del Cementerio General San Juan de Dios. En 1894 sus restos fueron llevados al actual Cementerio General de laCiudad de Guatemala
Miguel García Granados se encuentra en el billete de 10 Quetzales (Quetzal,Moneda nacional de Guatemala).

Francisco de Quevedo
(Madrid, 1580 - Villanueva de los Infantes, España, 1645) Escritor español. Los padres de Francisco de Quevedo desempeñaban altos cargos en la corte, por lo que desde su infancia estuvo en contacto con el ambiente político y cortesano. Estudió en elcolegio imperial de los jesuitas, y, posteriormente, en las Universidades de Alcalá de Henares y de Valladolid, ciudad ésta donde adquirió su fama de gran poeta y se hizo famosa su rivalidad con Góngora.
Siguiendo a la corte, en 1606 se instaló en Madrid, donde continuó los estudios de teología e inició su relación con el duque de Osuna, a quien Francisco de Quevedo dedicó sus traducciones deAnacreonte, autor hasta entonces nunca vertido al español.
En 1613 Quevedo acompañó al duque a Sicilia como secretario de Estado, y participó como agente secreto en peligrosas intrigas diplomáticas entre las repúblicas italianas. De regreso en España, en 1616 recibió el hábito de caballero de la Orden de Santiago. Acusado, parece que falsamente, de haber participado en la conjuración de Venecia,sufrió una circunstancial caída en desgracia, a la par, y como consecuencia, de la caída del duque de Osuna (1620); detenido fue condenado a la pena de destierro en su posesión de Torre de Juan Abad (Ciudad Real).

Luis de Góngora y Argote, nació en Córdoba (España) el 11 de julio de 1561. Era hijo del abogado Don Francisco de Argote y de Doña Leonor de Góngora. Comenzó sus trasposiciones por elnombre, al anteponer el apellido materno en atención a la eufonía, como hará con el mundo de las palabras a través de todo su arte.
Miembro de una familia culta, alternó con grandes humanistas. Ingresó en la Universidad de Salamanca para estudiar leyes. A los 24 años, abrazó el estado eclesiástico. Viajó por Madrid, Granada, Cuenca, Burgos, Salvatierra, Pontevedra y Toledo.
Fue un poeta bivalente.Por un lado sus letrillas y romances populares de nítida expresión, por otra, sus obras cultistas. No le preocuparon temas como la religión o el amor. Lo inspiró la belleza.
Sus poesías populares son muy claras, por lo que se denominó a Góngora “ángel de luz”. En sus composiciones sentimentales describe con fina maestría las reacciones anímicas.
El romancillo “Hermana Marica”, recrea un...
tracking img