Badalona bucarest

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2627 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
PUENTE AÉREO BUCAREST BADALONA

En 1979, las primeras elecciones democráticas municipales, después de cuatro décadas de cólera, aúpan a la alcaldía de Badalona a un comunista del PSUC, Màrius Diaz. Diez años después cae el muro de Berlín y en cadena se van desmontando todos los regímenes comunistas del Este europeo y el consiguiente desmantelamiento de la URSS. No fue ajeno a la convulsiónNicolae Ceaucescu, uno de los dictadores comunistas más sanguinarios que, desde Bucarest, capital de Rumania, dirigió su país a partir de 1965 hasta su ejecución (popular) en 1989. En tan sólo diez años (1979 – 1989) el PSUC se quebró, explotó internamente y la formación clave de la lucha antifranquista en Catalunya se transformó en lo que ahora es ICV.

El devenir histórico aporta suficientesaristas, es tan complejo y atrae a tantos matices que sería una temeridad por mi parte ni siquiera insinuar similitud alguna entre dos hechos tan distantes y tan dispares.

Sin embargo es remarcable el hecho de que mientras los partidos comunistas en la Europa del Oeste (la capitalista con libertad de mercado), aceptaban el sistema democrático como la fórmula política más idónea para realizarreformas sociales a favor de los intereses de las clases trabajadoras, es decir, se acercaban a postulados socialdemócratas, en la “otra” Europa, la del Este, la del telón de acero (la comunista sin libertad de mercado), las organizaciones comunistas detentadoras del poder utilizaron al Estado para apropiarse de todas las empresas, negaron las libertades democráticas, cimentaron regímenes totalitarios yse perpetuaron mediante dictaduras implacables.

La paradoja radica en averiguar si fue posible esta dualidad debido al reparto geoestratégico que se alcanza después del desenlace en 1945 de la Segunda Guerra Mundial (pactos de Yalta y Postdam). Creo que, efectivamente, la dualidad fructifica y permanece gracias al acuerdo de los cuatro países aliados ganadores de la guerra, el trío capitalistaformado por Inglaterra, Francia y EEUU, más la Rusia comunista. Se divide Europa a partir del eje Este – Oeste y se pacta la partición de Alemania, la potencia perdedora de la contienda junto a Italia, dos países hasta entonces en manos de partidos fascistas. Podría ser que la coda del pacto fuera el mantenimiento de tres dictaduras capitalistas en la Europa del Sur (Portugal, Grecia y España) yla invasión por parte de la URSS de Hungría en 1956 y de Checoslovaquia en 1968.

Por tanto, aunque parezca una percepción óptica, la política de equilibrios entre los dos bloques es la que facilita que en algunas ciudades de la Europa del Oeste, entre ellas la Badalona de 1979, también en otras del cinturón rojo barcelonés, el PSUC (el partido de los comunistas catalanes) acceda al podermunicipal en las elecciones de aquel año y convertirse en una fuerza fundamental en la puesta en marcha de la democracia en Catalunya.

Valgan las referencias anteriores tan sólo a modo de introducción y para reivindicar la labor de Màrius Diaz en la Badalona de principios de los ochenta, así como la de tantos otros luchadores antifranquistas, básicamente del PSUC, que se pusieron manos a la obra, quesupieron construir unas corporaciones municipales que en 1979 estaban totalmente alejadas de los anhelos de la ciudadanía y que tuvieron que enfrentarse a situaciones muy complicadas en unos territorios con excesivos desequilibrios sociales y unos servicios públicos que rozaban la hecatombe.

El pasado mes de mayo, después de treinta y dos años de democracia municipal, el PPC es legitimado porlas urnas como primera fuerza política de Badalona, obteniendo un alto porcentaje en la parrilla televisiva gracias a un letrero, convertido en icono durante su campaña electoral: “no queremos gitanos rumanos”. No es un espejismo ni una ficción, es una realidad palpable.

Es chocante que en los medios de comunicación apareciera un colectivo de gitanos autóctonos haciendo bandera del contenido...
tracking img