Bajo el favor de dios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1395 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Bajo el favor de Dios
Por Esteban Correa | En Facebook
Dios nos muestra que ante todo ve las intenciones del corazón. Luego su favor se desata sin tardar.
La palabra de Dios nos da pautas para tener resultados sobreabundantes en nuestra vida, no solo la biblia habla de abundancia sino de sobreabundancia más allá de la capacidad de retener, es tanto lo que Dios nos puede dar que ya no tendremosla capacidad de contenerlo, cuando Pedro experimento la pesca milagrosa dice que fue tanto que la red no lo podía contener y tubo que pedir ayuda a los compañeros, ¡Eso es sobreabundancia! La red de peces casi se rompía de tanta cantidad, 
“(…) Encerraron gran cantidad de peces, y su red se rompía. Entonces hicieron señas a los compañeros que estaban en la otra barca, para que viniesen aayudarles; y vinieron, y llenaron ambas barcas, de tal manera que se hundían”. Lucas 5:6-7
Cuando el Señor multiplicó los panes y los peces fue tanto que después de saciar a toda la multitud sobraron doce cestas llenas.
“Y comieron todos, y se saciaron; y recogieron lo que sobró de los pedazos, doce cestas llenas”.Mateo 14:20
Dios nunca fue ni será escaso, lo escaso es nuestra visión, nuestra fe y laconsecuencia de la maldición del pecado, pero bajo la bendición de Dios todo es más que abundante. Este mensaje es profético porque si lo estás leyendo, la abundancia y el favor de Dios vendrán a tu vida. Tu tiempo de desierto termina y comienza el camino hacia la plenitud.
El ejemplo de Salomón
Cuando Salmón fue Rey le tocó enfrentarse con una difícil tarea, y comenzó pidiendo a Dios sabiduríapara administrar y gobernar su pueblo. Esto nos da una pauta, ya que Salomón fue el personaje que experimento la mayor abundancia, en su tiempo la plata era tanta que ya no tenia tanto valor y el oro abundaba por doquier. Pero la petición de Salomón no fue de oro y riquezas sino de ¡sabiduría! Salomón con temor de Dios y respeto siguió el consejo de su padre David que le dijo:
“Y tú, Salomón,hijo mío, reconoce al Dios de tu padre, y sírvele con corazón perfecto y con ánimo voluntario; porque Jehová escudriña los corazones de todos, y entiende todo intento de los pensamientos. Si tú le buscares, lo hallarás; mas si lo dejares, él te desechará para siempre”. 1 Crónicas 28:9
Este es el meollo del asunto, la clave esta en el ¡Temor de Dios! Este es el principio de la sabiduría. CuandoSalomón pide a Dios lo hace de la misma forma que David le aconsejo:
“Y Salomón dijo: Tú hiciste gran misericordia a tu siervo David mi padre, porque él anduvo delante de ti en verdad, en justicia, y con rectitud de corazón para contigo” 1 reyes 3:6
Salomón muestra un corazón puro, temeroso Dios y apartado de todo mal, entendía perfectamente que David su padre había conseguido todo su poderío y favorde Dios, porque andaba en verdad, en justicia y con rectitud de corazón. Podemos ver a nuestro alrededor como muchos se hacen ricos mintiendo, robando y estafando, pero esas riquezas no provienen de Dios, son ilusorias, pasajeras, son un humo que en cualquier momento se desvanece y acarrean aflicciones de todo tipo, además de ser un camino directo hacia la perdición eterna. La verdadera riqueza esla que se consigue bajo el favor de Dios, esta es la que se disfruta, la que no se desvanece, la que no añade ningún tipo de tristeza.
Salomón hace hincapié en:
1. La Verdad: Andar siendo sinceros, no engañadores, ni astutos para manipular, codiciando ganancias injustas. Algunos creen que pueden mentir cositas buenas, o “mentiras blancas” que parecen inofensivas y piadosas, pero en el reinode Dios no hay ni una pizca de engaño ni oscuridad.
2. En Justicia: Ellos eran reyes, y tenían que implementar la perfecta justicia, no favoreciendo según su conveniencia. Dios  se agrada que los gobernantes ayuden a los débiles, hambrientos, huérfanos y viudas. A todos los necesitados de la sociedad, no según les convenga en negociados turbios.
3. Rectitud de corazón: Dios no valora...
tracking img