Balistica criminal

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 21 (5134 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 18 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Balística Criminal

El primer intento con éxito del que se tiene constancia, al descubrirse al autor de un crimen realizado con arma de fuego, data de los comienzos del siglo XIX.
En 1835 en la ciudad de Londres no había cuerpo de policía, solamente un grupo de ayudantes reclutados por Henry Fielding Juez de paz de Wesminter, a los que se les conocía como los Bow Street Runners,dedicados a investigar los crímenes utilizando métodos poco ortodoxos, e incluso algunos no muy legales.
Henry Goddard, uno de estos investigadores, al observar una bala extraída del cuerpo de una víctima de un asesinato, se percato de la existencia de una llamativa protuberancia o abultamiento en la misma.
Dado que en aquella época, las armas de fuego eran de avancarga y los tiradoreshabitualmente hacían mediante un molde o TURQUESA sus propios proyectiles, nuestro avezado investigador penso que si encontraba el molde encontraría al asesino.
Entre los varios moldes y sospechosos encontró un molde que tenia una extraña hendidura, la cual se podía corresponder a la observada.
Procedió a fabricar un proyectil y al compararlo con el que se extrajo del cuerpo de la vict6imapudo ver que los abultamientos de ambas eran los idénticos.
Obtuvo de esta forma la confesión de el criminal.
Un medico forense Berlines, el Dr. Paul Jeserich, asistía en calidad de experto al tribunal de la ciudad alemana de Neuruppin en un caso de asesinato.
Nuestro doctor era partidario de la teoría que afirmaba que el proyectil al recorrer el anima del cañón y rozar con las estríasde este a gran presión, sufría una serie de lesiones y por lo tanto si se realizaba otro disparo con el arma del criminal, el deslizamiento por el anima del cañón produciría unas lesiones en la bala iguales a las que tenia la extraída del cuerpo de la víctima, siempre y cuando el arma empleada fuera la misma.

Con esta idea realizo un disparo de prueba, fotografío las dos balas, amplio lasfotos y se dio cuenta de que las lesiones dejadas por las estrías y los campos del anima del cañón en la “bala testigo” era idénticas a las que tenia “bala dubitada”.
Un investigador, Richard Kockel, siendo director del instituto forense de la ciudad de Leipzig, efectúo las primeras pruebas del “desarrollo” del cuerpo de la bala realizando negativos de la misma en laminas de cera y oxido decinc.O el profesor Balthazard a quien llamo la atención que en el culote de la vaina existiera una serie de marcas y que estas eran producidas al incidir sobre el la aguja percutora en el momento del disparo.
La culata del cierre de la recamara también producía una serie de lesiones en el culote del cartucho, e incluso el extractor y el expulsor dejaban marcas características en la vaina. Elcomienzo de la primera guerra mundial detendría estos avances.
En 1917 un pionero en el campo de la balística forense entra en escena Charles E Wite.
Su historia se mezcla con la balística, cuando como funcionario del ministerio publico del estado de N.Y., asistió como ayudante al P residente de la Comisión de Investigaciones nombrada por el gobernador del Estado, encargada de revisar la no muyfiable sentencia dictada por un tribunal del condado de Orleans en el proceso que investigo y juzgo el caso del doble asesinato cometido en la noche del 21 de marzo de 1915 en una granja del pequeño pueblo de West Shelby, en donde su propietario Charles B.Phelps y su ama de llaves Margarett Walcott fueron asesinados a tiros con un arma del calibre 22.
Dos trabajadores de la granja Charles E Stillowy su cuñado Neldon Green, fueron acusados y condenados en un proceso repleto de irregularidades.
Del cuerpo de Charles B. Phelps se extrajeron tres balas calibre 22, y a Stillow, se le requiso un revolver del mismo calibre.
El fiscal del caso contrato a Albert Hamilton, uno de los abundantes y poco fiables “ técnicos en balística” y que en la mayoría de los casos siempre se inclinaban a dar...
tracking img