Balistica forense

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1508 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Balística Forense es una rama de la Criminalística que estudia integralmente las armas de fuego, el alcance y la dirección de los proyectiles q dispara y los efectos q éstos producen. De esta forma, se le brindan al juez los instrumentos necesarios para poder procesar correctamente a un acusado.
En este trabajo práctico analizaremos, según el Doctor Luis Alfredo Alarcón Flores, cómo se inicióesta disciplina, es decir, sus antecedentes históricos.
Comenzamos con el primer intento con éxito del que se tiene constancia, esto fue al descubrirse al autor de un crimen realizado con un arma de fuego a comienzos del Siglo XIX.
Sucedió en la cuidad de Londres en el año 1835. En ese momento no había cuerpo de policía en dicho lugar, sino que había un pequeño grupo de “ayudantes” conocidoscomo “Bow Street Runners” ó “Jueces de Paz”, quienes investigaban los crímenes utilizando métodos poco ortodoxos. En este grupo se encontraba Henry Goddard quien, al observar una bala extraída del cuerpo de una víctima de asesinato, notó una protuberancia en la misma. En ese momento, las armas eran de avancarga y los proyectiles eran de plomo fundido, realizados en moldes caseros.
Sabiendo esto,Goddard pensó que si encontraba el molde de dicha bala, encontraría al asesino. Con este motivo, registró las casas de los sospechosos y en una de ellas encontró un molde con una pequeña hendidura, por lo que procedió a fabricar un proyectil en dicho molde para poder compararlo con el que fue encontrado en la víctima. Al llevar a cabo dicha comparación, se verificó que ambos proyectiles eranidénticos. Con esto y un poco de “presión” se logró la confesión del sospechoso.
Si bien este caso no se destaca por su labor científica, Goddard fue sin dudas el precursor de lo q llegaría a ser un nuevo método de investigación en aquellos crímenes cometidos con armas de fuego.
En segundo lugar, nos situaremos en Alemania en el año 1898 y como protagonista tendremos al Dr. Paul Jeserich, médicoforense partidario de una teoría que afirmaba que el proyectil al recorrer el ánima del cañón y rozar con las estrías de éste a gran presión, sufría una especie de lesiones, las cuales se repetirían en todos los proyectiles disparados con el mismo arma. Para comprobar dicha teoría, tomó una bala extraída de un cuerpo y, teniendo en su poder el arma con la q fue disparada, realizo un disparo de prueba.Fotografió tanto la bala testigo como la bala dubitada y, al compararlas, verificó que las lesiones dejadas en las balas causadas por el ánima del cañón eran idénticas.
Pasamos al Sigo XX, donde el Profesor Balthazard descubrió que las marcas existentes en los culotes de las vainas eran producidas por la aguja percutora en el momento del disparo. Además, la culata del cierre de la recámaratambién producía una serie de lesiones en el culote del cartucho, e incluso el extractor y el expulsor dejaban marcas características en la vaina.
Ya en el año 1917, entra en escena uno de los grandes pioneros de la Balística Forense: Charles Wite. Él formó parte de una Comisión de Investigación encargada de revisar la no muy fiable sentencia de dos sospechosos en un caso de doble asesinato en 1915,ambos condenados a la silla eléctrica.
En este crimen, un propietario de una granja y su ama de llaves, fueron asesinados a tiros con un arma calibre .22. Uno de sospechosos tenía un arma del mismo calibre, por lo tanto Hamilton (el experto de balística en aquella época) inspeccionó el revólver y observó mediante un microscopio los tres proyectiles extraídos del cadáver, explicando q las marcasencontradas en los proyectiles correspondían a una muesca en el cañón del revólver del acusado, siendo éste un dictamen demoledor para los acusados.
No fiándose en el dictamen de Hamilton, la Comisión de Investigación nombrada en 1917 efectuó disparos de prueba para obtener balas testigo. Posteriormente fueron enviadas, junto con las dubitadas, a una óptica “Bausch & Lomb” donde se buscarían...
tracking img