Balsamo!

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (949 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los ratones y los elefantes
Había un lugar hermoso, lleno de árboles frutales, al que los ratones cuidaban mucho, porque sabían que era su paraíso y que dependía de ellos que continuara siéndolo.Eran tantos los ratones que allí vivían y las cuevas que habían hecho, que todos los animales lo llamaban "El Hormiguero Ratonil".
Los roedores se habían organizado tan bien, que nunca les faltabacomida. Ni siquiera si llegaba un año malo, con sequías y pocos frutos. Ellos igual tenían guardado lo suficiente como para esperar otras cosechas y ayudar a los animales que no sabían guardar, como lospájaros.
En uno de los años difíciles, en los que la cosecha no era abundante, de pronto sintieron que la tierra temblaba y se sacudía. Todos corrieron a refugiarse en sus cuevas, con sus familias, aesperar a que terminara.
Parecía un terremoto eterno. Pasaban las horas y los sacudones seguían.
Por fin, cuando todo volvió a estar tranquilo, se animaron a salir, despacito y curiosos, a ver quéhabía pasado afuera y cómo había quedado todo.
Al asomarse, no podían creer lo que vieron. No había sido un terremoto. Eran un montón de elefantes que, enterados de la abundancia del lugar, habíanllegado de muchas partes a tratar de llenar sus inmensas panzas.
Los ratones se reunieron para ponerse de acuerdo en qué hacer con los elefantes. Unos dijeron que había que echarlos, porque se iban acomer y destrozar todo. Otros, que sólo había que esperar a que terminaran de comer y se fueran. Que no tenía sentido pelear con esos gigantes que, de un solo pisotón, podían matar a varios.
Cuandoescucharon las palabras "pelear", ellos que son muy pacíficos, y que podían "morir aplastados", decidieron esperar que se fueran solos. Total... comida no les iba a faltar, porque tenían bastanteguardada.
Pero al día siguiente... Ningún ratón pudo salir de su cueva. Los mastodontes seguían dando vueltas y vueltas por el lugar.
Los días pasaron y los elefantes siguieron. Todas las noches, los...
tracking img