Banana!

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1805 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los tres reyes de la mesa

Un día se presentó una fuerte discusión entre el Cuchillo y el Tenedor, porque ambos querían determinar cuál de ellos era el más importante utensilio de la mesa. El Cuchillo sostenía que sin él, las personas que se sentaran a comer no podían cortar las carnes ni otros alimentos mientras que el Tenedor argumentaba que él era muy indispensable para sostener las comidasde manera cómoda y fácil como en el caso de comer espaquetis. Para dilucidar la situación hicieron una apuesta, espararían la llegada de un cliente al restaurant y según la comida solicitada, algunos de ellos dos sería el selecionado y por lo tanto el ganador. Pasados los minutos, llegó un cliente a comer y todos escucharon cuando pidió muy amablemente que le sirvieran un hervido de pescado.Inmediatamente el mesonero sirvió la comida y le entregó al cliente una reluciente cucharilla, incrédulos ambos contrincantes comprendieron que había otro utensilio tan importante e indispensable como ellos en la mesa. La llegada al restaurant de un nuevo cliente calmó las tensiones ya que la persona solicitó le sirvieran como plato principal unos deliciosos macarrones con pollo y allí tanto el Tenedorcomo el Cuchillo fueron de gran utilidad para el comensal, mientras en una esquina muy tranquila y serena la Cucharilla esperaba que la utilizaran cuando sirvieran algún postre. Así terminó la discusión entre el Cuchillo y el Tenedor porque ese día comprendieron que tanto ellos dos como la Cucharilla eran importantes e indispensables en la mesa, cuando se sirven las comidas.

El perro escritorEra un perro de tamaño mediano, que tenía por dueño a un jovencito de apenas ocho años.
El perrito se llamaba Joe y al oír su nombre, movía la cola y miraba hacia quien lo llamaba.
Su dueño se llamaba Federico y quería mucho a su compañero de juegos y de exploraciones por el parque cercano y al cual iban cuando su mamá lo permitía.
Joe había aprendido a traerle a Federico sus libros, cuadernosy lápices que tomaba delicadamente con su boca, valiéndose de sus dientes. Se quedaba mirando cómo Federico realizaba sus deberes escolares. Los que veían al perrito tan atento a lo que realizaba Federico, decían que parecía como que Joe también estaba aprendiendo.
Un día, salieron al parque a jugar y Joe se distrajo debajo de un árbol, viendo las carreras de las ardillas por entre las ramas.Llegaron personas extrañas que se acercaron a Federico y le ofrecieron caramelos y chucherías. Al principio Federico no quería acercarse, recordando que su mamá le decía que no debía aceptar nada de extraños. Pero las golosinas eran tentadoras y Federico no resistió mucho y se acercó a los extraños para tomar esas golosinas.
Tan pronto se les acercó, los extraños lo sujetaron y se lo llevaron.
Aldarse cuenta de lo que estaba pasando, Joe corrió hacia el grupo ladrando fuertemente, de modo que llamó la atención de las demás personas y del vigilante del parque, que alcanzó a los extraños y rescató a Federico de sus manos.
El vigilante acompañó a Federico y a su perro Joe hasta su casa, entregándolo a su madre.
Por su parte, Federico nunca más desobedeció las órdenes de sus padres y Joenunca más se desentendió de su amigo y dueño.
¿Que quién escribió esta historia?
Pues yo, mi nombre es Joe..

Dulce Alí y su pequeña ilusión

Érase una vez un Ada llamada Dulce Alí, que estaba tan pero tan triste porque sus poderes se habían esfumado y por más que sacudía su varita mágica, ninguna magia salía de ella. Lloraba y lloraba y lagrimitas de estrellita rodaban por sus mejillas. Ellatenía un gran deseo, poder cuidar de una linda niñita desde su nacimiento, pero por más que la buscaba no la encontraba. Cierto día, cansada de tanto esperar, cuando creía que nunca se le cumpliría su sueño, apareció radiante una hermosa bebé, tan frágil como las flores y tan dulce y suave como la nieve de chocolate. Cuando la bebé observó la mirada de Dulce Alí, se enamoró de ella, con ese...
tracking img