Banquetes

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (978 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
BANQUETES

El simposio o banquete era común a todos los antiguos griegos, a quienes les gustaba mucho la alegría de los banquetes con motivo de las fiestas familiares, fiestas de la ciudad ocualquier otro acontecimiento digno de celebrarse: éxitos diversos, sobre todo en los concursos de los poetas o de los atletas, la llegada o la partida de un amigo.
Los banquetes (simposia) hicieron surgirincluso un género literario, como demuestran, entre otros, El Banquete de Platón y el de Jenofonte, y mucho más tarde las Charlas de mesa (Simposíaca) de Plutarco y el Banquete de los eruditos(Deipnosofistas) de Ateneo.
La palabra simposio (griego antiguo συμπόσιον, sympósion), que traducimos por banquete, significa propiamente «reunión de bebedores». Para entenderlo bien hay que saber quecualquier invitación o banquete de cofradía religiosa u otro tipo de asociación (tíaso) tenía dos partes:
* En primer lugar se saciaba el hambre con la comida propiamente dicha.
* En segundo lugarse procedía a la ingestión de bebidas, vino sobre todo, paralelamente a toda clase de distracciones en común y muy diversas, según los lugares y las épocas., como conversaciones, adivinanzas,audiciones musicales, espectáculos de danza, etc.
Pero en la primera parte no quedaba excluida la bebida, y en la segunda tampoco todo alimento sólido. Los invitados si lo deseaban, se les servía vino ydespués, durante el simposio propiamente dicho, para tener sed, picoteaban «postres» (tragémata), como fruta fresca o seca, dulces, habas o garbanzos tostados, etc.
Tanto en Atenas como en las sissitíasespartanas, se trata siempre de comidas entre hombres. Las mujeres quedaban totalmente excluidas de estas reuniones sociales. Como compensación tenían banquetes reservados para ellas, por ejemplo, enAtenas, en las tesmoforias. En el Banquete de Platón, Diotima, la extranjera de Mantinea, no figura como invitada. Sócrates se limita a contar lo que se le ha oído decir y, a pesar de esta ficción...
tracking img