Barbanegra y los buñuelos 1

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1007 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Barbanegra y los buñuelos 1
Ema Wolf
Lo que casi nadie sabe es que a bordo del barco del pirata
Barbanegra viajaba su mamá. Doña Trementina Barbanegra –así se
llamaba la señora- trepó por la escalerilla del Chápiro Verde una
mañana en que su hijo estaba a punto de hacerse a la mar. Subió
para alcanzarle el tubo de dentífrico concentrado que el muy puerco
se olvidaba.
El barco soltóamarras y nadie notó sino hasta tres días después
que la señora estaba a bordo.
-¡Madre! –dijo Barbanegra al verla.
-¡Hijo! –dijo Trementina.
Y se quedó.
El amanecer, el mediodía y el crepúsculo la encontraban en cubierta
sentada sobre un barrilito de ron antillano atenta a los borneos del
viento, vigilando el laboreo de las velas y desparramando
advertencias a voz en cuello. Nadie como ellapara husmear la
amenaza de los furiosos huracanes del Caribe, a los que bautizó con
los nombres de sus primas: Sofía, Carla, Berta, Margarita...
Mientras tanto, tejía. De sus manos habilidosas salían guantes,
zoquetes de lana, pulóveres y bufandas en cantidad. Los hombres de
Barbanegra, abrigados como ositos de peluche, sudaban bajo el sol
del trópico. El jefe pirata impuso castigos severos alos
desagradecidos que se quejaban.
La cosa es que Trementina estaba ahí: día tras día meciéndose a la
sombra de la vela mayor con los pies colgando del barrilito y
sermoneando al loro cuando no se expresaba en perfecto inglés.
Pero además -y éste es el asunto que importa- la señora
Barbanegra hacía buñuelos; que eran muchos, pero no tantos si se
considera el peso de cada uno. La mayor partese comía a bordo, el
resto se cambiaba en las colonias inglesas por sacos de buena
pólvora.
El último amotinamiento -lo mismo que los tres anteriores- se había
producido a causa de los buñuelos. Un artillero veterano dijo que
prefería ser asado vivo por los caníbales de la Florida antes que
comer uno más de aquellos adoquines. Efectivamente, cuando lo
desembarcaron en la Florida se sintióel más feliz de los hombres.
Más que comerlos, había que tallarlos con los dientes. Se
sospechaba que estaban hechos con harina de caparazón de tortuga
y al caer en el estómago producían en efecto de una bala de cañón de
doce pulgadas.
A Barbanegra le encantaban.
En Puerto Royal compraron una partida de polvo de hornear para
hacer más livianos los buñuelos, pero no sirvió de nada. Latripulación del Chápiro Verde había perdido todos los dientes. Ya
1 En Barbanegra y los buñuelos. Buenos Aires. Ediciones Colihue.
nadie era capaz de sujetar el sable con la boca cuando saltaba al
abordaje. Los hombres más rudos terminaron comiendo el pescado
con pajita.
Barbanegra, en cambio, devoraba un buñuelo tras otro con
formidable gula. Su madre, que vivía retándolo por esos atracones,terminó prohibiéndole que comiera más de cuarenta por día.
Hasta que sucedió lo que sigue.
Una madrugada de julio el vigía avistó un barco.
-Es francés- dijo Trementina Barbanegra sin levantar los ojos del
tejido-. Les vengo diciendo que es peligroso andar por estos lugares.
¡Pero para qué! Si me hicieran caso... etcétera, etcétera...
En efecto: era la nave del capitán Jampier. El capitánJampier no
podía ver a Barbanegra ni en la sopa.
Los dos barcos se aproximaron amenazantes. Ninguno estaba
dispuesto a rehuir el combate. Las tripulaciones hormiguearon por la
cubierta amontonando municiones y afinando los trabucos.
-¡Te voy a hacer picadillo! –gritó el pirata inglés.
-¡Y yo te voy a hacer paté! –le contestó el francés.
Los hombres de uno y otro bando aullaron para infundirsecoraje y
meter miedo a la vez.
Cuando las naves estuvieron a poca distancia volaron los garfios
de abordaje y en minutos las dos quedaron pegadas como siamesas.
Todos los franceses saltaron al barco inglés y todos los ingleses al
barco francés.
Los capitanes entendieron que así no se podía pelear. Ordenaron a
sus tripulaciones dividirse; la mitad de cada una volvió a su
respectivo barco...
tracking img