Barbera del valles autobus

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2190 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Guirnalda
De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a navegación, búsqueda
Una guirnalda es una corona abierta por un extremo, fabricada con flores, ramas u hojas. Se llama también así la tira tejida de flores y ramas que no forman un círculo

EN CORIA
Ya en Coria, corazón de la comarca norcacereña del Alagón, la Cauria vetona, la Caurium romana, la Medina Cauria de los árabes..., ¡la delos toros de San Juan!, conquistada en 1142 por Alfonso VII, la obligada visita a su recinto amurallado romano, con veinte torres cuadradas y sus cuatro puertas originales, sus edificios medievales, sus casas señoriales, su puente del siglo XVI sobre el Alagón... ¡y sin agua debajo, que cambió de curso en el tiempo, a consecuencia de una riada, que todo hay que decirlo, oiga! Coria, cabeza de unimportante Marquesado, el de los duques de Alba y marqueses de Coria. Su castillo medieval, que mantiene en pie la torre del homenaje y el castillejo. Su imponente Catedral, que presenta gran variedad de estilos por lo dilatado de su construcción, iniciándose en el siglo XV en estilo gótico renacentista, y que tardaría en rematarse... ¡tres siglos! Y su espléndido Museo, repleto de tesorosartísticos y religiosos deslumbrantes, en los campos de la imaginería, platería, bordados, pintura, grabado, documentación, etc., sobresaliendo por encima de todos la extraordinaria arqueta que contiene la Sábana Santa de la Última Cena del Señor, Museo cuyo mentor y artífice ha sido nuestro obispo..., digo, nuestro expertísimo Florencio Javier. Y, a la salida, el viejo palacio episcopal, construido en elsiglo XVII..., con huellas de abandono, restaurándose en la actualidad.
Pasadas las dos de la tarde, hay que recoger el hato e irse para Plasencia. Por el camino, tiempo para admirar de nuevo el paisaje, con apretados bosquecillos de encinas, donde pastaban a sus anchas los cerdos, las ovejas y el ganado vacuno de estas tierras. Hay que llenar la andorga, que nos espera el almuerzo en elrestaurante La Despensa de Extremadura, en la avenida de Martín Palomino, 40, a la entrada de la ciudad. Y, de paso, recargar la batería de la máquina, que estaba KO. Cerca de las tres, hay una bulla extraordinara, sus muchos salones están a reventar de personal hambriento y sediento. Tenemos la suerte de que en nuestra mesa se sienten Sandra, Florencio y un tal Ángel --otro becario como Sandra, el"Florentino de Plasencia", según dicen- y nos ponen con prontitud el menú pedido por la autoridad competente: unos entrantes de ibéricos --unas lascas vistas y no vistas, oiga--, patatas con bacalao y arroz y, de tercero, magro con patatas fritas.Y de postre, helado y café. Las patatas con arroz y bacalao, plato cacereño típico, estaba divino. Con que repetí, lo mismo que algunos de mi mesa. Y el magrocon patatas fritas, también. Lo más selecto del lomo del cerdo. Pero el vino, un tinto Castillo de Gredos, Bodegas Santa Leonor, era manifiestamente mejorable, de restaurante para camioneros, vaya. Con que voy y le pregunto a un camarero.
--Oiga, ¿este vino de dónde es?
--De la Sierra de Gredos.
--Sí, pero de dónde en concreto.
--Pues de la Sierra de Gredos, que ahí lo dice.
--Que lo que yoquiero saber es de qué lugar --insisto, algo mosca.
--De la Sierra de Gredos, ¿no?
Termino mi diálogo para besugos y escribo en la libreta de notas: "Ni se sabe".

EN PLASENCIA
Y llegamos, a las cuatro y media, a la Muy Noble, Leal y Benéfica ciudad de Plasencia, la ciudad que fundara el rey castellano Alfonso VIII en 1186, ut placeat Deo et hominibus, "para que agradara a Dios y a loshombres", la perla del Jerte, la mayor y más importante urbe de la Extremadura del norte, donde confluyen tres magníficas y bellas comarcas: los valles de Ambroz y del Jerte y La Vera. Con un recinto amurallado de impresión, que data de finales del XII, pero que sólo sobreviven 21 de las 71 torres iniciales, algunas confundidas en el entramado urbano. Y nos enteramos que de las ocho puertas quedan sólo...
tracking img