Barbero

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2754 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Las brujas pusieron en jaque
a la cultura moderna
Jesús Martín-Barbero
Entrevista
(realizada por Daniel Ulanosvsky; publicada en Clarín,
Buenos Aires, 14 de octubre, 1990)
« Por una parte los intelectuales del siglo XIX querían que el pueblo aprendiera a leer y se instruyera, pero poco contribuían para que ello fuera posible. El folletín, en cambio, fue un gran motor: su lectura incentivabaa la gente a alfabetizarse o a mandar a sus niños a la
escuela para que luego pudieran participar de ese circuito cultural. Algunas personas cultivadas supusieron que el folletín se reducía a una nueva estratagema comercial, sin darse cuenta de que con él empezaba la literatura de masas y un estilo que unificaba gustos de
distintos sectores sociales: burgueses o proletarios, todos seentusiasmaban con las intrigas de los argumentos. Es interesante cómo en aquella época las preferencias de la burguesía estaban más cerca de los niveles populares que de la nobleza: la gente adinerada, por ejemplo, iba a dejarse ver a los teatros clásicos, pero –para disfrutar– elegía los melodramas y las comedias.»
Las brujas pusieron en jaque a la cultura moderna
2
¿Por qué vinculás la quema de brujasdurante los siglo XVII y XVIII con la disputa entre cultura popular y cultural letrada?
Cuando terminaba la Edad Media y empezaba a formarse el capitalismo, el mundo occidental no respondía a una sola forma de pensar ni a una sola lógica; cada terruño tenía sus saberes particulares. Pero la idea de racionalidad ya estaba en ascenso: se buscaba cómo producir mejor y más rápido y se trataba deuniformar costumbres entre regiones diferentes para que la tradición local –basada en experiencias, historias y mitos ancestrales– dejara paso a un saber único y lógico. La brujería era un escollo porque ponía en juego la supremacía del nuevo poder. Mientras los hombres letrados endiosaban la razón, las hechiceras hacían gala de su conocimiento de alquimia, de plantas y de energías especiales paraexplicar –y solucionar, si era posible– los problemas de la vida diaria. El pueblo les creía y la gente cultivada se veía
obligada a “competir” con ellas para ver cuál de los dos saberes era mejor. Además las brujas no respondían a ninguna jerarquía: cada una ofrecía sus conocimientos, pero nadie les podía tomar examen.

¿Esa “independencia” era peligrosa para el pensamiento
científico queempezaba a desarrollarse?
Claro. Significaba que una parte de la sociedad no aceptaba estas innovaciones y se mantenía al margen de ellas. Por otra parte, el saber racional era muy incipiente y aún temía los poderes de las brujas, a un punto tal que reconocía sus fuerzas y en ningún momento se burlaba de ellas. Al contrario, las perseguía porque eran poderosas. Es interesante ver cómo se condenaba alas hechiceras en aquella época: un campesino, por ejemplo, testimoniaba sobre la muerte de una vaca o sobre el desarrollo de una nueva plaga; luego, el tribunal hacía referencias al demonio o a fuerzas maléficas, pero no se comprobaba –en el sentido actual del término– la culpabilidad de la bruja. La sola aparición del mal justificaba el castigo. Otro hecho interesante es que la cultura racionalestaba manejada por hombres, en tanto el saber misterioso de la magia era patrimonio principalmente de las mujeres. Y algo de eso aún
perdura. ¿Acaso no se suele contraponer el poder de seducción femenino con la fría lógica del hombre? Las brujas, además, surgían de sectores populares, en tanto para ser parte de la “cultura culta” se necesitaba pertenecer a la nobleza o a la burguesía.

Escuelaversus familia
En esa lucha entre razón y saber ancestral la masificación de la escuela también jugó un papel importante, porque enseñaba a los chicos un saber lógico incompatible con
muchas creencias populares.
Exacto. No voy a negar, de todas formas, el aporte de la escuela al progreso humano. Ella logró que la gente común pudiera leer, escribir y desenvolverse en los nuevos trabajos propios...
tracking img