Barbullo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1288 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
ATLAS DE LA INMIGRACIÓN MARROQUÍ EN ESPAÑA

27
invernadero del poniente almeriense resultan un buen ejemplo de ello. Fue precisamente allí donde estalló el conflicto que destapó la situación. Si hubiera que señalar una fecha a partir de la cual los españoles tomaron conciencia de la explotación de los inmigrantes marroquíes, ésta sería el 22 de enero de 2000. A las 8.30 de aquel día, uninmigrante palestino de 24 años degolló a dos agricultores en la localidad almeriense de El Ejido. Diez días más tarde, otro inmigrante, esta vez de origen magrebí, mató de una puñalada a una mujer de 26 años en un mercado cercano. Cientos de vecinos armados con barras de hierro y palos se entregaron entonces a una orgía de vandalismo racista. Cortaron carreteras de acceso a la población, quemaronneumáticos, coches, viviendas y negocios de inmigrantes, y apalearon a cuantos “moros” hallaron a su paso. Fue un momento crucial para el futuro de los marroquíes en España. En aquel instante, el entonces presidente del Gobierno, José María Aznar, tuvo la oportunidad de elegir entre una política de integración y una política de represión de los inmigrantes. Optó por lo segundo. El entonces ministro delInterior, Jaime Mayor Oreja, señaló tres meses después de los sucesos de El Ejido: “La inmigración es el problema número uno para la convivencia en España durante la próxima década. Si ETA es un problema del siglo XX, la inmigración será la piedra angular de la convivencia”. Mayor Oreja pronunció esas palabras en la toma de posesión del primer delegado del Gobierno para la Extranjería y laInmigración, el secretario de Estado Enrique Fernández-Miranda. A partir de ese momento, la inmigración dejó de ser tratada como un “fenómeno” social y pasó a ser enfocada como un “problema” policial. FernándezMiranda proclamó, además, la intención del Ejecutivo de favorecer una inmigración legal, hispana y cristiana frente a la procedente de países musulmanes, sobre todo de Marruecos. El fracaso fueabsoluto. En tres ocasiones cambió el Gobierno la Ley de Extranjería con el fin de disuadir a los extranjeros que intentaban entrar ilegalmente en España. Pero las modificaciones sólo han servido para crear una gran masa de “sin papeles” sobre los que pesa una orden de expulsión que les impide trabajar legalmente y les sitúa en una posición vulnerable ante la explotación, la marginalidad y latentación de caer en la delincuencia como modo de sobrevivir. El Ejecutivo también blindó las fronteras de Ceuta y Melilla e instaló en el Estrecho y en Canarias un sistema de vigilancia electrónica capaz, en teoría, de detectar las pateras a veinte kilómetros de distancia. Pero no consiguió frenar la avalancha, como demuestra el hecho de que el 90% de los marroquíes que viven en España entraron en elpaís de forma ilegal. Los acuerdos migratorios firmados con Rabat sólo funcionan cuando Madrid puede demostrar que los “sin papeles” que pretende repatriar son marroquíes y han sido aprehendidos en el momento del desembarco. Las autoridades de Marruecos rechazan a los de otras nacionalidades, por más que resulte evidente que han zarpado de las costas de su país e incluso que el patrón de laembarcación en la que han hecho la travesía es ciudadano marroquí. Las políticas de integración se han revelado insuficientes y el Gobierno ha hecho dejación de su res-

Marroquíes en España: Un negocio de medio millón de personas
Tomás Bárbulo En España residen 333.770 marroquíes en situación regular, a los que hay que sumar una cantidad imprecisa de “sin papeles”. Con casi medio millón de miembros,cifra que equivale a los habitantes de Mequínez y triplica los de Cádiz, la de Marruecos es la segunda colonia extranjera de España. Más allá de los lamentos oficiales del vecino del sur por la fuga de sus jóvenes y de las protestas del vecino del norte por la continua arribada de pateras, lo cierto es que ambos se benefician de esta situación. Marruecos, porque los envíos de divisas de su...
tracking img