Barcl

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2717 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
(Aosta, 1033-Canterbury, 1109) Monje benedictino. Fue abad de Santa María de Bec, en Normandía, y arzobispo de Canterbury (1093). Desterrado por querer sustraer de la influencia regia las elecciones episcopales, pudo regresar a Inglaterra. Fue uno de los prelados más cultos de su tiempo. La especulación filosófica, según él, era una consecuencia exigida por la fe. Sostenía la necesidad de creerpara comprender a fin de intentar luego comprender lo que se creía. No anteponer la fe, según Anselmo, era presunción; sin embargo, no apelar a continuación a la razón era negligencia. En la cuestión de los universales, se inclinó hacia la solución platónica. De este realismo proviene el valor de la llamada prueba ontológica de la existencia de Dios propuesta en el Proslogium: tenemos la idea de unser perfecto; sin embargo, la perfección absoluta implica necesariamente la perfección de la existencia; luego el Ser Perfecto existe. Entre sus obras, cabe destacar Cur Deus homo, donde expone una hermosa doctrina de la redención. Se le considera fundador de la teología escolástica y su influjo se extiende hasta la reciente teología de Karl Barth. Es doctor de la Iglesia. Al monje Gaunilón no loconvenció esta argumentación y presentó sus objeciones. Según él, no podemos concluir de la existencia de algo en el pensamiento su existencia en la realidad. Si pensamos en las "Islas Afortunadas", como un paraíso lleno de riquezas, por más perfectas que las concibamos no habrán por eso de existir. Pero Anselmo respondió a la objeción aclarando que esta argumentación sólo vale para el ser másperfecto que el cual no se puede pensar otro mayor. Sólo en él su concepto implica su existencia.
Que la esencia de Dios implica su existencia no será discutido por los filósofos cristianos; pero que se pueda, partiendo de su esencia, demostrar su existencia, es algo que muchos filósofo han rechazado, en especial Tomás de Aquino, para quien no puede deducirse una existencia sino partiendo de otraexistencia y no de una idea. También se opusieron Locke y Kant. En cambio Buenaventura, Descartes, Leibnitz y Hegel retomaron el argumento ontológico de Anselmo.

Nació en el año 1079, cerca de la ciudad de Nantes (Francia). Fundó su propia escuela en París, donde adquirió gran fama como maestro. Vivió una intensa relación amorosa con su discípula Eloísa (sobrina del canónigo de la Catedral deNotre Dame), con quien tuvo un hijo (Astrolabio). Si bien se casó con ella en secreto, la indignación del tío de su amada le valió la castración. En 1125 fue elegido abad del Monasterio de Saint-Gildas-de-Rhuis. Murió en el año 1142 y su cuerpo yace hoy junto al de Eloísa en un cementerio de París. Algunas de sus teorías y de sus obras fueron condenadas por concilios católicos.
Abelardo fueprecursor del proceso histórico por el que creció la influencia de Aristóteles respecto de la de Platón en la teología cristiana. Entre sus obras teológicas se destaca Sí o no. En ella presenta afirmaciones de las Sagradas Escrituras y de Los Padres de la Iglesia aparentemente contradictorias. Con ello busca mostrar que no debe utilizarse el criterio de autoridad en Teología de un modo arbitrario. Estemétodo será retomado por Tomás de Aquino en su Summa Theologicæ, donde cada afirmación se presenta con las autoridades que se manifiestan a favor y en contra, para luego arribar a una solución. Si bien es cierto que Abelardo tuvo un exagerado optimismo sobre la capacidad de la razón para comprender los dogmas, intentando incluso interpretar racionalmente el de la Santísima Trinidad, no es menoscierto que consideraba que la autoridad de la fe está por sobre la razón, y que la finalidad principal de ésta es esclarecer las verdades de fe y refutar a los infieles. En una carta a Eloísa dice: «No quiero ser filósofo contradiciendo a san Pablo ni ser un Aristóteles para separarme de Cristo, porque no hay otro nombre bajo el cielo que me pueda salvar. La piedra sobre la que he fundado mi...
tracking img