Barrismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 148 (36756 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
DIARIOS DE UN BARRISTA:

PROLOGO:

Cómo poder explicar todas aquellas sensaciones, emociones y experiencias por las que pasa cada vez que se dirige a verlo; no hay palabras específicas que describan todo aquello que le pasa por la mente y el cuerpo entero cada vez que tiene la posibilidad de ir y encontrarse de nuevo con él, de alentarle, gritarle y tener esa oportunidad enorme eincomparable de poder estar allí por espacio de casi dos horas. Antes de salir de casa, al momento mismo en el que se “viste” con la camiseta, en el instante aquel en el que el amante, el hincha se dirige hacia la cita con el club de sus amores, con aquel que jamás dejará al menos en la tierra, hacia ese templo que tiene más historias que cualquier recinto en el país y para muchos en el mundo entero, alpasar de los minutos, al sentir la cercanía al lugar, a ese mítico y encantador lugar, las pulsaciones se aceleran, la piel se eriza, los sentidos se despiertan, la adrenalina se dispara como corrientes de muchos ríos que desembocan en una verdadera explosión de júbilo, desenfreno, locura y fiesta.
Así es, cada vez que su equipo, su religión, su ideología, su motivo, su razón juega en cadacancha, sin importar dónde quede ésta ubicada, la misma se convierte en el testigo mudo pero siempre presencial de cómo al igual que el hincha, son miles de personas las que vibran con un juego, aquel que para multitudes es mucho más que un simple juego, que un enfrentamiento o un deporte.
Para el hincha devoto, fiel y constante, como para muchos más, todo esto representa una identidad, unaideología, una razón de ser, una motivación. Por eso no lo consideran un simple partido de fútbol, por eso no se comprenden esos noventa minutos solamente como un espacio más de sus vidas. Por el contrario, pareciera que en esos noventa minutos, todo fuera del estadio se detuviera, se quedara como enmudecido, sin musitar, sin expresarse, sin sentirse, porque para el hincha devoto y fiel, lo único importanteen ese momento es aquello que está viviendo adentro, todo lo que él presencia y siente en ese lugar fascinante como lo es el templo del fútbol, la cancha, la tribuna.
Al llegar al estadio, la expectativa se dispara, empiezan a correr los ríos de gente de un lado para el otro, la unión de un solo color en torno a un sentimiento y una pasión, en torno a un estilo de vida; aunque del otro lado seencuentren otros ríos con otro color, en representación de otra institución, de otro pensamiento, de otra “religión”, porque ¿qué es una religión sino aquello en lo que se cree, lo cual se sigue, de lo cual se está convencido, a lo cual se le rinde devoción y se está dispuesto a dar todo, o casi todo por ese sentir y ese pensamiento?. Pues bien, cuando el hincha devoto, fiel y pasional se acerca alestadio, siente cómo aquellos miles de fanáticos, de “creyentes”, de devotos de su equipo y del adversario de turno, experimentan con seguridad, al menos cientos de ellos, lo mismo que él, esas pulsaciones aceleradas, esa excitación y motivación que se produce llegar a ese templo deportivo y poder alentar a ese grupo de jugadores al cual se le exige que dejen todo en la cancha, hasta sus vidasmismas literalmente, para que ese juego no lo pierdan, para que le den a esa deseosa y exigente hinchada lo que quiere, lo que se merece, lo que desea: una victoria.
Pero así como en aquellos momentos en los cuales la vida confronta a los hombres a situaciones extremas que les exigen fuerza, vigor, energía, lucha y firmeza, para el hincha ferviente y leal a su equipo, el esperar la salida delclub de sus amores a la cancha representa algo así como un “parto deseado, anhelado, ilusionado” (guardando obviamente las proporciones, de manera literal). Ese parto que se ha estado esperando desde hace meses atrás, el cual se prepara con gran empeño, dedicación y delicadeza, para que todo salga bien, para que no haya ningún inconveniente, para que aquel que “nace, o salta a la cancha”, tenga...
tracking img