Bartolomé vs. sepúlveda

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2348 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Instituto de Culturas Aborígenes

Profesorado de Antropología
Cátedra de Antropología Sistemática

Profesor: Manuel Ochoa
Alumno: Maximiliano Ibáñez

Trabajo Práctico: Sepúlveda vs. Las Casas

INTRODUCCIÒN

Los pensamientos de Bartolomé de Las Casas y Juan Ginés de Sepúlveda alcanzaron gran difusión y fundamental importancia para las discusiones que se desarrollaron en su épocaen torno a los debates sobre la acción colonizadora de España en América.
El primero de estos pensadores paso gran parte de su vida en los territorios donde los conquistadores españoles realizaron sus primeros avances en la practica de la dominación del “Nuevo Continente”, que pronto se revelaría como un descontrolado proceso de expansión. Las Casas llega a isla La Española (actualmenteHaití y Santo Domingo) en 1502 con la primera gran inmigración de españoles a las tierras recién conquistadas. Como encomendero, renuncia en 1514 porque consideraba al sistema injusto, y en 1515 comenzó su carrera como protector de los indios, que continuó hasta 1566, año en que murió. Una de sus primeras acciones relevantes fue fundar en 1519 una colonia de labradores españoles que enseñaran aaceptar a los aborígenes las costumbres y creencias del viejo continente por medios pacíficos, proyecto que fracaso al año siguiente por las acciones de españoles codiciosos por lo que las tierras por conquistar prometían. Se retiró al Convento de los Dominicos de la Ciudad de Santo Domingo en 1521, ingresando a la orden en 1523. Al momento de escribir su tratado “Del único modo de atraer a los pueblosa la verdadera religión” en 1536 ya contaba con una amplia experiencia sobre América.
Juan Ginés de Sepúlveda fue contemporáneo de Las Casas, aunque su obra no fue tan difundida en la época como la de este. Tildado de promotor de la esclavitud, apologista mercenario e interesado en los excesos de los conquistadores, algunos de sus pensamientos entraron en la polémica sobre la legitimidadde los métodos de conquista en América, e incluso confrontaron con los de Las Casas y otros teólogos.
Si bien la teoría sobre la dominación de Sepúlveda y la de Las Casas están impregnadas de un sentido religioso, intentaremos a través de la confrontación de sus basamentos filosóficos, métodos y justificaciones éticas de la dominación comprender cómo en Sepúlveda encontramos el razonamientode la superioridad natural de los españoles y el deber de sumisión por parte de los aborígenes para la explotación y el adoctrinamiento cristiano; y en Las Casas la idea de la igualdad entre las criaturas humanas y el conocimiento de la fe cristiana como ley universal que debe legitimarse por métodos pacíficos.
SOBRE LAS BASES FILOSÒFICAS

En su tratado, Las Casas se posiciona como teólogoconforme a los dictados de la moral cristiana, mientras que Sepúlveda se inclina hacia un racionalismo aristotélico que intenta conciliar con algunos preceptos de la fe, tal vez porque la teología gozaba de un universalismo científico en la sociedad de la época, sobre todo en los sectores o clases donde se concentraba el poder político.
Sepúlveda discursa una concepción general del mundoconstituida por la Ley Natural, enmarcada en la dirección romana, referida al aspecto racional necesario para garantizar la vida social. Esta ley Natural y su contenido, fundamento de la ley jurídica, están determinadas por el común sentir de los hombres sabios y virtuosos, estableciendo así un Derecho Natural “restringido a aquello que sea la opinión de los hombres doctos, de tal manera que son lospueblos de mayor superioridad natural y ética los que deben determinar aquello que sea justo por naturaleza”[1]. Toda ordenación normativa de la vida social se reduce a esta ley, y el Derecho Natural está identificado con los países que pueden identificarse como “civilizados”, o sea, los europeos y cristianos. Aquí es donde se apoya su visión sobre el problema de América, ya que los aborígenes...
tracking img