Batalla de ideas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2036 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
n 1999 en la Universidad Central de Venezuela Fidel dijo que una
Revolución sólo puede ser hija de la cultura y las ideas. Y las ideas
(así como la cultura) de un pueblo, o la fecundada por un proceso
revolucionario van mucho más allá que la vida física (cronológica) de
los hombres. Hace mucho tiempo que las ideas de Fidel y Fidel se
inmortalizaron, porque son las ideas de duros, largose intensos años
de batalla, porque son las ideas mismas de la Revolución, porque
encarnan la idea del bien y la lucha por una sociedad más justa.

Sabemos los peligros que tenemos y los referentes históricos que no
podemos obviar. La generación de jóvenes cubanos de hoy se formó en
los más duros años del Período Especial, sin referentes de la crudeza
del capitalismo (porque no loconocemos), con un referente del proceso
de construcción del Socialismo (como el de estos años de resistencia)
que no es aún el que queremos, con la influencia embrutecedora,
enajenante y lapidaria de la maquinaria de consumo del capitalismo
globalizado del siglo XXI (que también llega, aunque en menor medida,
a nuestros jóvenes).

Con el comienzo de los 90´s, no importó a los jóvenes dela URSS cómo
con sólo una pluma y un papel se iban por la borda más de 70 años de
gloriosa historia. En 1898, los jóvenes cubanos no pudieron preservar
la libertad evidentemente ganada en la guerra que organizó Martí, ya
muertos él y Maceo, ideólogos de la Revolución y previsores del
peligro en los deseos de anexión del gobierno norteamericano.

Sin embargo, nuestra Revolución, genuinay particular desde su propio
surgimiento, ha sembrado valores muy arraigados en todas las
generaciones de cubanos. Incluso en los años de Período Especial, el
mensaje de la Revolución fue el de la resistencia heroica, la
solidaridad y la Unidad (nuestra fórmula de la victoria).

La generación de jóvenes cubanos de hoy cuenta con esos valores, que
están en Cuba como en el ambiente.Entran en cada casa, pernoctan en
las calles, se siembran en la idiosincrasia del cubano, en la
personalidad de cada individuo. Desde nuestra modesta experiencia, a
pesar de lo difíciles que pudieron ser estos años para la Revolución,
nuestra juventud mantiene una profunda sensibilidad humanista y
solidaria, y un arraigado espíritu rebelde y transformador. ¿Son o no
esas las esencias delos revolucionarios?

Creo que sí, y están en nuestros jóvenes. El reto está quizás en
hacerlas brotar todos los días y no sólo en un momento determinado, en
hacer llegar e implicar a la mayoría en la entrega total hacia la
Revolución. La continuidad de la Revolución no se dará por decreto,
por ella luchamos cada día: implicando y sumando gente; siendo fieles
conocedores y sentidores denuestra historia; discutiéndonos cuanto
hemos hecho bien, cuanto hemos de cambiar y cuanto queda por hacer;
luchando por una cultura y un conocimiento profundo que, en medio de
este mundo fetiche y caótico, nos haga ver más allá y vencer.

De esto discutimos mucho en el recién concluido Congreso de la
Federación Estudiantil Universitaria (FEU), no sólo en el evento final
con más de700 delegados, sino en las más de 11.000 brigadas (aulas
universitarias) y con los más de 198.000 miembros de nuestra
organización. Algo, entre muchos gozos, nos dejó el Congreso: la
satisfacción de reconocer la unidad de pensamiento y voluntades en la
vanguardia de nuestras universidades representada en esos delegados.
Ya el Che habló una vez del papel de las vanguardias como generadorasde conciencia revolucionaria y entusiasmo combativo.

La esencia de la perdurabilidad de la Revolución, más allá de los
hombres, está en la unidad del pueblo; en la unidad en torno a su
Partido; en la defensa de la verdad; en el papel que puedan desempeñar los jóvenes como continuadores; y en, para ello, formar el Hombre Nuevo que ha de construir la Sociedad Nueva. Como también nos dijo...
tracking img