Bello silva a la agricultura de la zona torrida

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1162 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Maestra Julia Elena Miguez
Eduardo Pérez Molina
Filosofía de América Latina 2
Ensayo de Silva a la Agricultura de la Zona Tórrida.

Los mejores deseos de salvación y continuación de generación en generación y perpetuación de la verdadera vida, no solo de la humanidad que le correspondió estar en esta latitud tórrida y fértil, que vigorosamente nace de la tierra, si no de toda flora y faunade nuestra América, tierra fecunda.
Somos varios, desde el norte de México hasta el sur de Chile, los que día a día sentimos el calor del astro rey dando vida a todo ser en potencia de vida, y elevando las vibraciones de nuestro espíritu, es decir la siempre fértil y casi virginal américa latina, casi por que con miles de años de poblamiento humano, y a pesar de los grandes centros urbanos,todavía la naturaleza se muestra en todo su esplendor, nos regala arte y belleza que podemos respirar y ver, como guirnaldas granadas de espinas, y las flores que con formas geométricas y circulares siguen al sol en su trayecto diáfano alimentándose de sus raudales; Zona tórrida que es pulmón de la madre tierra, también otorga la papa y múltiples productos de gran valor nutricional salen de lasentrañas de esta tierra amable, uvas, frutas, verduras, cañas, almendras, nopales, yuca, bananos, maíz.
Que esta zona tórrida fecunda sea salva de la corrupción, y de la muerte, y que como el sol fecunda todos los seres vivos, sentimos su calor que hace crecer a todos los seres vivos, hijos protegidos del sol, que nos guía y nos muestra el camino de la vida de la verdad, nos une bajo un mantoluminoso, que hace crecer en todos climas, en todos regiones, la vida, la continuación del espíritu, de generación en generación.
La zona tórrida es la naturaleza en si, tierra fértil, para las manos encalladas que saben trabajarla, y hacer que rinda en si, es la tarea es del campesino, que sabiéndose adaptar a las particularidades y circunstancias de la tierra, sabe como hacer rendir frutos, comohacer que la semilla germine, y produzca alimentos, una vida bien digna, no tan sencilla como parece ,ya que conlleva un trabajo físico extenuante, pero como resultado, tenemos una vida prolífica, llena de sabor y alegrías, con su potencial mas elevado.
Que contraste es la vida en la ciudades, los centros urbanos derrochando poder, glorias ajenas, lujos, ratoneras, el ocio la madre de todos losvicios,. Situándonos en un centro urbano , visto desde el espacio por medio de un satélite, podemos observar, los grandes centros urbanos, y ver como son verdaderas manchas de asfalto, que se extienden por kilómetros y kilómetros, un gris opaco que crece y crece como una mancha artificial, este es el medio de el hombre citadino, una construcción artificial, y por dentro, ¿como actúa el hombre eneste zoológico humano, en esta jungla de asfalto?, se dan vanas ilusiones, tal parece que todo lo que brilla aquí es vanidad, juegos de azar, aquí la vida se asemeja mas a un juego de azar, si cae en mentes delirantes,, la ira, la guerra el enojo, la corrupción pueden trastocar lo heredado, debido al egoísmo, y deseos fútiles.
Y como es que sucede todo esto en las grandes metrópolis modernas,donde ya tenemos educación, salud, y aparentemente trabajos dignos, si vivimos bajo un corpus reglas, cobijados bajo gobiernos, que crean y dictan muy bien leyes para todos, ; Pero la suerte de estos sistemas , nos ha mostrado el gobierno solo es para unos pocos ,y se mantienen oligarquías, y mientras tanto la plebe, en las cajas de cartón, entonces, ¿ donde están los héroes? el espíritu heroico quedebe nacer en el hombre americano, ¿donde están los héroes y próceres?, en nuestros libros de historia , será que no han nacido aun, o será que el espíritu ya se encarno entre algunos iluminados elegidos de nuestra generación, será que se este dando ya un Estado a la medida de nuestras demandas históricas, será tal vez puro espejismo cual oasis en el desierto, o será que todavía seguimos...
tracking img