Bernarda

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 36 (8768 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
CINCO DIAS EN EL CIELO Y EN EL INFIERNO

Testimonio de Bernarda Fernandez
Tomado del cassette con el mismo título.
(Transcription from her cassette)

Este testimonio es dado por Jesucristo para que su iglesia se prepare. Todo empezó en una noche cuando me encontraba muy enferma y de acuerdo como iba avanzando la noche mi cuerpo seguía y seguía perdiendo fuerzas, era en una noche en la cualyo sabía que algo iba a ocurrir en mi vida, pero seguíamos alabando al Señor, seguíamos reclamandole la promesa al Señor como sanador, pero nada ocurría en mi cuerpo, era un ataque al corazón que me agarraba. Al llegar la madrugada, mi esposo me dijo que no iba a trabajar por que me encontraba muy enferma y no sabía que es lo que podría suceder, pero era el plan del Señor, querida iglesia delSeñor, que mi esposo se fuera a trabajar y yo le dije que fuera sin preocuparse, pues yo no quedaba sola sino con mi Señor, y efectivamente, no quede sola sino con mi Señor. Y así llegó el momento decisivo que le va a llegar a cada persona, llegó el momento en el que sentí la muerte muy cerca de mi, y en ese momento tome el teléfono que estaba cerca de mi cama para despedirme de mis seres queridos,llamé a mi suegra y le dije que la estaba llamando porque me estaba muriendo y ella habiendo recibido una bendición grande por parte de Dios me comunicó que algo grande iba a suceder conmigo en este día.
Asímismo llamé a otro hermano de la congregación contandole lo mismo y también él me dijo lo mismo, que iba a suceder algo grande conmigo en este día y que me levantara de la cama y que siguieraalabando y glorificando a Dios a lo que le contesté que yo no tenía fuerzas ni aún para sentarme en mi cama, pero me contestó que nuestro Señor les informaba que yo le reclamara la fuerza a Jesucristo. Yo comencé en ese momento a pedirle a nuestro Señor su fuerza y le dije que EL es mi fuerza y a pesar que mi cuerpo ya no tenía fuerza alguna, comencé a sentarme en aquella cama, me paré de mi camapero ya las piernas no sostenían mi cuerpo, ya mi cuerpo se comenzaba a tambalear de un lado para otro, era el momento decisivo para mi vida, era el momento de mi encuentro con mi Salvador, recuerdo que ya mis palabras eran bien bajas pero mi espíritu clamaba al dador de la vida, al Dios Todopoderoso en aquel momento no se escuchaban aquellas palabras en aquella habitación pero los oídos de miDIOS estaban atentos a aquel clamor que le daba en aquella habitación. Le decía ven Señor JESUS que yo te espero, ven Señor JESUS, yo sé que TU eres real. En aquel momento miré como toda la habitación se llenó de fuego, una luz preciosa la llenó en ese momento sentí temor, pero cuando ví que aquel fuego y aquella luz no era nada terrenal sino que era algo celestial, todo temor desapareció de mi viday en aquel momento comenzaron a descender personajes celestiales, yo veía Angeles que llegaban a aquella habitación, Angeles a quienes los podía ver caminar, Angeles a quienes yo podía oir hablar, y les puedo asegurar hermanos en Jescuristo que no estamos solos, hay verdaderamente Angeles de Dios que se encuentran alrededor de aquellos que le temen al Señor. Pero yo seguía clamando al dador deVida yo seguía clamando al Dios Todopoderoso, y en aquel momento miré a través de mi ventana como entraba un ser inconfundible, era mas precioso que los Angeles y los Arcángeles era alto, fuerte, jamás he visto estatura de hombre semejante en la tierra, venía todo vestido de blanco, tenía un cinto de oro cruzado en el pecho que caía amarrado a la cintura, tenía una cinta en el pecho con letras de oroque decía: “ FIEL y VERDADERO” calzaba sandalias, sus cabellos era rizados y caían hasta los hombros, eran como lana blanca, su rostro brillaba como cuando el sol alumbra en todo su esplendor, sus ojos eran como llamas de fuego pero de ese rostro precioso, amoroso brotaba un amor inmenso y ahí llegaba el Rey de Reyes y Señor de Señores. Mi cuerpo comenzó a temblar porque delante de la...
tracking img