Bghgfhgfhgfh

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (690 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL ENCUENTRO (MENECMOS 1060-1104)
MENECMO I.— Si queréis podéis jurarlo por vuestros ojos, pero no por eso llevaréis más razón, por Hércules, en lo de que yo he sacado de
aquí un manto y unbrazalete, ¡descaradas!
MESSENIÓN.— ¡Por los dioses inmortales!, ¿pero qué estoy viendo?
MENECMO II.— ¿Qué es lo que estás viendo?
MES.— Tu reflejo.
MEN. II.— ¿Qué es lo que pasa?
MES.— Es tu vivoretrato; es todo lo parecido a tí que se pueda imaginar.
MEN. II.— Por Pólux, si examino mis facciones, sí que se me parece,
MEN. I.— Joven que me salvaste, yo te saludo, seas quien seas, que me hassalvado la vida.
MES.— Joven, por favor, dime tu nombre, si no te importa.
MEN. I.— La verdad, por Pólux, es que no me has tratado como para me vaya a importar satisfacer tu deseo; mi nombre es Menecmo.MEN. II.— ¡Andá, y el mío!
MEN. I.— Yo soy siciliano, siracusano.
MEN. II.— La misma ciudad y la misma patria tengo yo.
MEN. I.— ¿Pero qué estoy oyendo de tu boca?
MEN. I.— Eso es lo que hay.MES.— A éste yo lo conozco, está claro (Menecmo l): es mi amo; y está claro que yo soy su esclavo, pero ya me había creído que lo era de
ése (Menecmo II). Yo creía que éste eras tú (Menecmo I), y poreso le he contado el asunto; te pido que me perdones; si te he dicho alguna
tontería o alguna insensatez.
MEN. II.— Me parece que tú estás delirando: ¿es que no te acuerdas de que tú hoy hasdesembarcado conmigo?
MES.— Pues sí, tienes razón; tú eres mi amo. (A Menecmo I) Tú búscate otro esclavo; (a Menecmo II) a ti, hola; (a Menecmo I) a ti, adiós.
Afirmo que éste es Menecmo (Menecmo II).MEN. I.— Pues yo digo que soy yo.
MEN. II.— ¿Qué camelo es ése?, ¿vas a ser tú Menecmo?
MEN. I.— Digo que soy yo, el hijo de Mosco.
MEN. II.— ¿Cómo que tú eres hijo de mi padre.
MEN. I.— Querrásdecir del mío, muchacho; el tuyo ni te lo quiero quitar ni arrebatártelo.
MES.— ¡Dioses inmortales, concededme la esperanza imprevista que veo venir!, pues si mi alma no me engaña, estos son los dos...
tracking img