Bibliogrfia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (384 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Bibliografía
Orlandini, Alberto, “El enamoramiento y el mal de amores”, fondo de cultura económica (colección “leamos la ciencia para todos” N˚164.) 2003 México: FCE, SEP, CANACyT. pag.269Introducción
En defensa del amor.
Rochefoucauld escribió:”el placer del amor es amar, y se es mas feliz por la pasión que se tiene que por la que se inspira.”
Las personas necesitan ser amadas,el mayor anhelo de los humanos es sentir que otro le da amor.
El amor provoca emociones hacen que encontremos placer y alegría en detalles minúsculos de la persona. Ocasiona un cambio en laspercepciones nos hace apreciar cosas tan sutiles. Las parejas románticas en momentos de éxtasis alcanzan el cielo.
Afirmo el poeta Ovidio: “si un dios me dijera vive y olvida el amor, no aceptaría; ¡lamujer es un mal tan dulce!”
Stendhal confiesa en Del amor: “para mi el amor ha sido el mas grande de los asuntos, casi el único”, la pasión romántica que arriesga la fortuna, el honor o la vida.Freud elogia al amor como un espejismo; es ejercer la libertad, las pasiones románticas son detestadas por padres controladores.
Si te es posible escoger entre el amor y el odio, te hará más felizquerer con pasión aquello que merezca ser amado.
En contra del amor.
En Grecia se consideraba ridículo un varón se descontrolara, suspiraba y gimiera de amor la pasión solo las mujeres. Unfilósofo postulaba que la pasión era antinatural y el afecto que perduraba luego de la posesión de la hembra debía considerarse una estupidez. Otro autor aseguraba que “El amor no es un dios, como sueledecirse si no un sabor amargo y un error”.
Fernando de rojas se queja: “harto mal es tener la voluntad en un solo lugar cautiva […] desgracia que somete la voluntad del hombre ala imperfección de laflaca mujer […] y el amor pario tu pena la pena causara perder tu cuerpo y el alma y la hacienda.”
Sade, en su filosofía el tocador (1795), arremete contra la ternura cuando aconseja a los...
tracking img