Bicentenario

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 28 (6756 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Hablar sobre el tema de la guerra de la independencia española, unido al de la independencia de México, entonces denominado Nueva España, es complejo porque se superponen varios aspectos: por una parte la guerra contra el invasor, por otra una revolución interna, además de cuestiones de nacionalismo, patriotismo, españolidad, americanismo… Y por si fuera poco, tenemos un tercer invitado a estafunción, la Francia de Napoleón Bonaparte, personaje éste imprescindible para la comprensión de los acontecimientos. Una figura a la vez ensalzada y vilipendiada, alguien que para unos era un libertador y para otros “la negra águila que ha llenado de pavor a la Europa”, según lo definió el arzobispo/virrey de México, Francisco Javier de Lizana y Baumont en una proclama destinada a demostrar losengaños pérfidos de los Bonaparte –título de la proclama- al pueblo novohispano (24.04.1810).

Para la mejor comprensión del tema que vamos a exponer, creo necesario establecer unos puntos mínimos de arranque que contextualicen la situación de Nueva España en torno a 1808/10 y relacionen lo acontecido con los sucesos de la península y la presencia francesa. Así, podríamos resumir, diciendo que lacaída de la Corona española en manos de Napoleón Bonaparte y la subsiguiente entronización del hermano de éste, José Bonaparte, como rey de España, despertaron en una buena parte de los habitantes de Nueva España el espíritu de defensa de la monarquía española en la figura de Fernando VII. A los españoles europeos razones no les faltaba para ello, ya que esta élite social y política dependíadirectamente de la metrópoli y si ésta peligraba, su posición también en Nueva España también. Por lo que se refiere a los criollos, hay que tener en cuenta que los cargos políticos y administrativos más altos, normalmente les estaban vedados, por lo que esta clase social vio en los acontecimientos peninsulares la posibilidad de reclamar para sí mayor poder. Ahora bien, el problema es que los criollostampoco eran en sí misma una clase social homogénea y unida, sino que había importantes diferencias entre los capitalinos y los que vivían en las ciudades pequeñas o zonas rurales. Por ello, aunque todos coincidían en la oportunidad, no lo hacía en el resultado. Unos querían un autogobierno gestionado como poder central desde la capital y otros un autogobierno en el que las provincias tuvieran unmayor protagonismo. Es decir, un autogobierno caracterizado por la autonomía local. Además, estaban lo que podríamos denominar las clases medias, también criollos en su mayoría, pero de un segundo nivel, solían ser pequeños comerciantes, profesionales liberales que ocupaban cargos administrativos de segundo nivel, así como una parte muy importante del clero (medio y bajo). Todos ellos, sinfortuna personal, pero con amplia cultura que hacía de ellos una elite intelectual insatisfecha con su lugar social, compartían sólo muy pocos de los privilegios que caracterizaban a los grupos anteriores, además de que solían estar condenados a habitar en las provincias, lugares en el que se encontraban los puestos burocráticos que les estaban destinados. Y ya, por debajo de éstos, quedaba la base dela pirámide, formada básicamente por los indígenas, los mulatos, mestizos, negros y las llamadas castas (mezcla de los anteriores), que no tenían derechos y que vivían en una extrema pobreza.

Por tanto, a ese descontento con la metrópoli y con las autoridades que la representaban, protagonizado principalmente por las clases altas, hay que añadir otra serie de problemas, más propios de lasclases bajas, como era el hambre cíclica que se vivía en el campo por parte de los trabajadores y la subsiguiente emigración del campo a la ciudad para intentar encontrar un puesto de trabajo, lo que hizo aparecer en las grandes urbes un número importante de pobres que buscaban empleo y que aunque no habían tomado conciencia real de su situación, ante la precariedad de su existencia, tanto ellos...
tracking img