Bicentenario

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4246 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Bicentenario del Primer Grito de Independencia de Centroamérica comprendió una serie de festejos que conmemoraron los doscientos años del Primer movimiento independentista en San Salvador de 1811.[
Cada 5 de noviembre es tradición que en la capital se conmemore el Primer Grito de Independencia que se dio en 1811, con una sublevación en San Salvador, lo que marcó el inicio de un movimientopatriótico destinado a la liberación de estas tierras del dominio de España.
Según la historia, el suceso surgió con el movimiento independencista denominado "Primer Grito de Independencia", el cual estuvo integrado por los hermanos Aguilar (Nicolas, Vicente y Manuel), el presbítero José Matías Delgado y otros reconocidos próceres, como el general Manuel José Arce, Juan Manuel Rodríguez y PedroPablo Castillo.
Los insurrectos esperaban la señal desde el campanario de la iglesia de La Merced, siendo el padre Delgado el que tomó la iniciativa de repicar las campanas, de acuerdo a la tradición popular.
Horas más tarde, ante el pueblo reunido en la esquina del ayuntamiento, el también fundador del Ejército salvadoreño, el general Manuel José Arce proclamó: "No hay Rey, ni intendente, nicapitán general, sólo debemos obedecer a nuestros alcaldes".
Es importante destacar que con el movimiento sublevado el 5 de noviembre de 1811 inició el proceso que culminó 10 años después, luego de diversas gestas libertadoras. Todo culminó el 15 de septiembre de 1821 con la firma del acta que proclamaba la independencia de las Provincias de Centroamérica del dominio de la Corona Española.

[editar]Sucesos del cinco de noviembre

[pic]
Manuel José Arce.
La noche del cuatro de noviembre, un grupo de vecinos —encabezados por los Arce, padre e hijo— fueron donde el intendente Gutiérrez y Ulloa para reclamar libertad de Manuel Aguilar en Guatemala, así como anular el comparendo a Nicolás. Gutiérrez expresó su inutilidad al respecto, alegando que era asunto del arzobispado guatemalteco. Trasla negativa, se propusieron apresar esa noche al sospechoso de atentar contra Delgado. El intentende puso en estado de alerta la localidad y delegó a José Rossi Rubí para que tomase las armas ante cualquier eventualidad. El mismo Rossi comunicó las disposiciones al pueblo, el cual se organizó en grupos, y protegió la vivienda de Delgado.[52]
La mañana del martes cinco, los sublevados sedispusieron apresar a los españoles que había en la ciudad, entre ellos a Felipe Cerezo, quien logró escapar. En un informe de Pedro Alda, quien acudió a la residencia de Delgado para pedir explicaciones de tales acciones, dio a entender:
Entonces conocí la maldad que envolvía a semejante proyecto, e hice ver al Padre Cura y a su hermano…el riesgo que corrían sus vidas.[53]
Entretanto, Gutiérrez y Ulloase hallaba en su casa rodeado de un grupo de trescientas o cuatrocientas personas[53] que intentaban sacarlo, y además exigían la renuncia de las autoridades coloniales. Como era día de cabildo ordinario, el intendente ordenó tocar las campanas, quizá creyendo que así se podría solucionar el conflicto, pero lo único que hizo fue aglomerar más gente de la que estaba reunida. No existieron más dañosen la casa del intendente que un farol roto y el derribo de una puerta.[53] Una vez el intendente se hizo presente al cabildo, y en medio de las ofensas del público, los insurgentes demandaron la investidura de Bernardo de Arce como alcalde de primer voto, y delegaron a Manuel José Arce como su representante.[45] Al mismo Arce se le adjudica esta proclama:
No hay Rey, ni Intendente, ni CapitánGeneral, sólo debemos obedecer a nuestros alcaldes.[49]
Las autoridades, ya doblegadas, accedieron a las peticiones y demandaron protección a sus vidas y propiedades. Cuando terminó la revuelta, un Te Deum fue celebrado a eso del mediodía en la iglesia parroquial, agradeciendo el resultado y que no hubo derramamiento de sangre. Al parecer Arce no concurrió, pues se había dirigido a la casa del...
tracking img