Bienes terrenales el hombre segunda parte

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3551 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 26 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
SEGUNDA PARTE
CAPÍTULO XIV ¿De dónde vino el dinero?
Este capítulo se dedica al origen del capitalismo.
El dinero —explica Huberman— fue utilizado al principio como tal: para conseguir lo necesario para vivir, alimentarse, etc. Con el advenimiento del comercio, paulatinamente el dinero se fue convirtiendo en capital: es decir, en un medio de enriquecimiento, mediante la especulación y laexplotación del trabajo del asalariado, a quien ya no se le paga todo lo que produce. El dueño del dinero compra el trabajo del obrero, como una mercancía, al precio más bajo posible, procurando obtener, del producto que el obrero logra con sus manos, el mayor rendimiento.
Pero ¿de dónde saca el capitalista su dinero? La historia muestra en los siglos XVI y XVII el origen del dinero acumulado: laexplotación de las colonias españolas, holandesas, portuguesas e inglesas, y de la esclavitud de los negros del África. Con citas de K. Marx se va «mostrando» cómo el origen del dinero que se convierte en capital —es decir, dinero que produce dinero— está unido siempre a la explotación del hombre a sangre y fuego. Los medios de producción se fueron quedando en manos de los que tienen el dinero, detal manera que los desposeídos se ven obligados a vender lo único que les queda: su fuerza de trabajo, para poder malamente subsistir. El país de mayor incidencia de la mentalidad capitalista fue, sin duda alguna, Inglaterra.
Anota Huberman que al cambio de mentalidad se adapta también la Iglesia. Pero no es ya la Iglesia católica, que, para él, permanece unida al sistema feudal, sino el nacienteprotestantismo, que asume plenamente como ley de vida y camino de salvación el nuevo modo de vivir, con su afán de lucro y enriquecimiento.
CAPÍTULO XV La revolución en la industria, la agricultura y los transportes
Un brevísimo capítulo, en el que se dice, en dos palabras, que con la máquina de vapor se revolucionó la industria; con el cultivo de nuevos y mejores productos, la agricultura mejorónotablemente, al tiempo que sirvió para fomentar el crecimiento de la población; y surgió la necesidad de transportes más rápidos y eficaces, para movilizar rentablemente todo lo que ahora se estaba produciendo. «El crecimiento de la población, la revolución de los transportes, la industria y la agricultura estuvieron interrelacionados. Cada uno actuó y reaccionó sobre los otros. Estas fueron lasfuerzas que construían un mundo nuevo» (p. 233).
CAPÍTULO XVI La semilla que tú siembras, otro la cosechará...
La primera parte de este capítulo describe el trato degradante que los propietarios de las fábricas e industrias dieron al obrero en la sociedad de la Inglaterra de los siglos XVIII y XIX: la jornada de quince-dieciséis horas, el trabajo de los niños hasta el agotamiento, la preferenciadel cuidado de las máquinas sobre el hombre, etc. Y la inutilidad de las protestas del obrero, pues las leyes, hechas por los ricos, les favorecían siempre a ellos mismos, a expensas de la explotación del pobre.
Se intentó buscar en la democracia y en el voto universal una defensa a los intereses de su clase. Pero con ello, realmente, no se consiguió mejorar su situación. Los obreros siguieronentonces luchando por sus intereses y fueron tomando conciencia de clase. Este es un paso importante. Nace entonces el sistema de los sindicatos como instrumento adecuado, tal como lo señala Friedrich Engels en 1844: «Si la centralización de la población estimula y fomenta la clase proletaria, fuerza el desenvolvimiento de los obreros aún más rápidamente. Los trabajadores comenzaron a sentirse comoclase, como un conjunto; comenzaron a percibir que, aunque débiles como individuos, forman un poder unidos; su separación de la burguesía, el desarrollo de puntos de vista peculiares a los obreros y correspondientes a su posición en la vida fueron propiciados. Y se despertó la conciencia de la opresión y el trabajador alcanzó importancia social y política. Las grandes ciudades son la cuna de los...
tracking img