Biografia de carlos fuentes

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (351 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 17 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El relato se estructura a través de los recuerdos de un amigo de Filiberto, el protagonista, y de las propias anotaciones que éste dejó en su diario. Ya en la primera frase se nos informa de queFiliberto acaba de morir ahogado en Acapulco, tras ser despedido de la Secretaría en la que trabajaba por el comportamiento extraño que había mantenido en las últimas semanas: en su juventud habíanadado bien; pero ahora, a los cuarenta, y tan desmejorado como se le veía, ¡intentar salvar, a la medianoche, el largo trecho entre Caleta y la isla de la Roqueta! El agua, el medio que leprovocó la muerte, será un elemento fundamental en toda la historia.

Se nos dice que Filiberto era gran aficionado al arte indígena mexicano y, tras el aviso de un amigo, acude a la Lagunilla acomprar un Chac Mool de piedra que venden a buen precio. A sus ojos se trata de una pieza hermosa, de tamaño natural, pero falsa que el marchante hace pasar por auténtica, incluso pintando su vientrecon pintura roja para semejar la sangre.

El Chac Mool es instalado en el sótano de la vieja casa familiar. Al día siguiente de adquirirlo, una rotura en las tuberías inunda los bajos de lavivienda y la escultura comienza a cubrirse de lama. Extraños quejidos envuelven la noche y, para más inri, al fallo en la estructura se le añade una lluvia que parece no acabar.

Con el avance delas lluvias, el Chac Mool pierde, poco a poco, su dureza, su frialdad pétrea y adquiere, cada día un poco más, apariencia humana. Ya no se trata de un objeto inerte, ahora habla, camina y ordena.Es el regreso de los antiguos dioses, reencarnados a fuerza del rencor de haber sido arrancados de su lugar:

Debo reconocerlo: soy su prisionero. Mi idea original era bien distinta: yo dominaríaa Chac Mool, como se domina a un juguete. [...] El Chac Mool está acostumbrado a que se le obedezca, desde siempre y para siempre; yo, que nunca he debido mandar, sólo puedo doblegarme ante él.
tracking img