Biografia de carlos h. spurgeon

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 266 (66442 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Carlos H. Spurgeon
Prefacio. 1. Comenzando La Vida 2. Principio De La Vida Cristiana 3. Comienzo De Sus Labores 4. Llamado A Londres 5. Ministerio En Londres 6. El Príncipe De Los Predicadores 7. Enviando Lejos Su Mensaje 8. Escritor Prolífico 9. Preparando A Otros 10. Dirigiendo El Trabajo De Otros 11. Cuidando De Las Ancianas 12. Atendiendo A Los Huérfanos 13. La Labor De La Consagrada Esposa14. Fin De Una Brillante Carrera 15. Apreciación De Una Vida Sagrada

Biografía de

PREFACIO
Se dice que en una escuela rural de aquel país, en unos exámenes, el anciano maestro preguntó a un niño de pocos años, pero de ojos chispeantes: "¿Quién es el Primer Ministro de Inglaterra?", el muchacho, Con gran prontitud y espíritu de suficiencia, contestó "Spurgeon", confundiéndolo así con elCelebre estadista Gladstone. Esto, que aparentemente no tiene importancia, pone de manifiesto sin embargo la enorme popularidad que aquel hombre eminente que ascendió, y que en realidad de verdad fue "El primer Ministro de Inglaterra no en el sentido político sino en el evangélico, que vale infinitamente más. No obstante las dificultades y los trabajos que son naturales en una obra de la índole deésta, para nosotros, ha sido un verdadero gozo escribir estas páginas sobre la vida de esa eminente personalidad, que asombró al mundo con la multilateralidad de su obra, y con la grandilocuencia de su palabra, puesto al servicio de Dios y de los hombres. En nuestra literatura evangélica Castellana, nada tenemos sobre la vida de este gran hombre, y es nuestra esperanza y nuestro deseo, que estaspáginas, escritas con gran premura, puedan ayudar a conocer y estimar a tan eminente personalidad, a los que no pueden estudiarla en otros idiomas que en el suyo propio. Al escribir este libro hemos consultado un gran número de obras religiosas; pero es nuestro deseo hacer constar nuestro agradecimiento, de una manera muy especial, a los

siguientes cuatro libros: "Vida de Carlos H. Spurgeon", porRussell H. Conwell; "El Ingenio y la Sabiduría de Carlos H. Spurgeon", por Ricardo Briscoe Cook; "Carlos H. Spurgeon: Su Fe y sus Obras", por H. L. Wayland; "Carlos H. Spurgeon: Autor, Predicador, Filántropo", por G. Holden Pike. A estos libros debo muchos datos y sugestiones. Y ahora, al enviar este libro en su incierto viaje, es mi fervorosa oración que Aquel que bendijo y usó a Spurgeon, use ybendiga estas pobres páginas para el bien de muchos y para la gloria de su santo Nombre. A. S. R. G. Sagua la Grande, Cuba, Abril - Julio de 1930.

1 COMENZANDO LA VIDA
La predicación del Evangelio todavía sigue siendo la potencia de conmoción y de salvación del mundo. El mensaje de la cruz es el mensaje que proclama que Dios, "en el grande amor con que nos ha amado", se humilló hasta la muerte,y muerte de cruz, para salvarnos todavía sigue siendo, y no deja de continuar siendo, "la potencia de Dios para la salvación de todo aquel que cree". Mientras haya pecadores que necesiten el arrepentimiento; mientras haya almas que salvar; mientras haya heridas morales y espirituales que restañar, pese a la incredulidad humana, y a la vanidad de los hombres que, cegados por su ignorancia y por susprejuicios, suponen y piensan que pueden enmendar la plana a Dios o dar al mundo, para su felicidad eterna, un plan mejor y más perfecto, el Evangelio será una potencia. La predicación de Cristo crucificado es, y continuará siendo, el anuncio más agradable a los oídos humanos, el mensaje más vital para el corazón de los hombres la única potencia verdaderamente regeneradora y salvadora que puedanconocer los siglos. El poder vivificador y la enorme atracción del mensaje de la cruz, sigue siendo el mismo hoy que era hace veinte siglos, a pesar de las mutaciones del tiempo. Lo que aquí afirmamos encuentra una perfecta ilustración y una prueba cabal en la vida de hombres tales como Savonarola, Lutero, Wesley, Whitefield, Moody, Gipsy Smith, Billy Sunday y un millar más; hombres que en un...
tracking img