Biografia de garibaldi

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1134 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Garibaldi

Nacionalista, liberal, socialista, masón, revolucionario... Garibaldi lo fue casi todo en casi todas partes. Quizá esa circunstancia explica que se convirtiera en un mito agradable de admirar y peligroso para convivir que las ideologías más diversas intentaron apropiarse.

Cuando Giuseppe Garibaldi vio la primera luz en Niza el 4 de julio de 1807, Napoleón dominaba el continenteeuropeo y todo llevaba a pensar que su dominio se mantendría indefinidamente. Sin embargo, a pesar de las apariencias, en menos de un año, las fuerzas francesas cosecharían su primera derrota en suelo español; en un lustro, su fuerza se quebraría en Rusia y antes de una década, Bonaparte sería un recluso en una isla diminuta. El mundo cambiaba, lo hacía apresuradamente y Garibaldi iba a ser unparadigma de esos trastornos profundos y acelerados. De joven, Giuseppe trabajó como marinero en distintos barcos mercantes que navegaban por el Mediterráneo, pero no tardó en salir de esa situación. A principios de la década de los años treinta, Garibaldi fue iniciando en la masonería y entró en la Joven Italia, un movimiento subversivo en el que se conjugaban el nacionalismo italiano, elrepublicanismo y un plan masónico de conquista del poder semejante al de la Logia Lautaro en Hispanoamérica. Las distintas fuerzas policiales reaccionaron, sin embargo, con eficacia y Garibaldi se vio obligado a escapar a Hispanoamérica.
Totalmente contagiado del virus revolucionario, participó en la rebelión del estado de Río Grande do Sul contra Brasil y después en la guerra civil de Uruguay. Fueprecisamente en ambos conflictos donde Garibaldi se fogueó como audaz jefe militar.
Durante la década siguiente, organizó un regimiento de tres mil voluntarios con el que se puso al servicio de Carlos Alberto, rey de Cerdeña. Fue derrotado por las tropas austríacas de Lombardía, pero en 1849 se dirigía a Roma con sus hombres con la intención de apoyar a la república proclamada por Mazzini y otrosrevolucionarios. Se trataba de la cristalización de un sueño de juventud que no pudo cuajar. Durante cerca de un mes, Garibaldi logró contener a los franceses, pero, finalmente, hubo que capitular. Sus enemigos fueron generosos y le permitieron retirarse, aunque se trató de un regalo envenenado. La vía de retirada pasaba por territorio controlado por las fuerzas austríacas, que fueronaniquilando el ejército de Garibaldi. El revolucionario salvó la vida, pero, una vez más, se vio obligado a abandonar Italia.
Por un tiempo, pudo parecer que3 había quedado escarmentado. De hecho, marchó a Estados Unidos, donde se dedicó a trabajar como fabricante de velas e incluso obtuvo la nacionalidad. Sin embargo, el ansia de revolución era demasiado fuerte como para apagarse con una vida tranquila ylaboriosa. En 1854, Garibaldi se encontraba de nuevo en Italia. Sentó sus reales en la isla de Caprera, cercana a Cerdeña, y decidió separarse del siempre fracaso Mazzini para apoyar a otro masón, el liberal Camilo Benso de Cavour, primer ministro de Víctor Manuel II. A esas alturas, Garibaldi había llegado a la conclusión de que la unificación italiana no se produciría apoyando un programarepublicano, pero sí sería posible sobre la base de una monarquía de carácter liberal.
Durante los años siguientes, Garibaldi no dejó de combatir con los austríacos, aunque su mayor éxito lo obtuvo contra la dinastía de los Borbones que reinaban en Sicilia. A la cabeza de los camisas rojas, un ejército particular conocido por ese atuendo peculiar, Garibaldi se apoderó de la isla y desde allí, comoha sido costumbre en la historia de la guerra, lanzó una expedición sobre Nápoles. El 26 de octubre de 1860, obtuvo una victoria decisiva a orillas del río Volturno y unos meses después cayó en sus manos la fortaleza de Gaeta.
La unificación de Italia era obviamente incompleta, ya que ni los Estados Pontificios, ni el norte de la península controlado por los austríacos estaban en poder de los...
tracking img