Biografia de un escarabajo oscar guaramato

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1241 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
OSCAR GUARAMATO
ES uno de los más felices cultivadores del cuento
entre los jóvenes escritores venezolanos. Uno de los más
serios y dedicados también. En este género de tan difíciles logros
él ha encontrado el campo verdadero para su segura y convincente
vocación.
Conocemos desde hace mucho tiempo la huella firme de la
cuentística de Guaramato. En la provincia venezolana apuntó elespíritu de su obra con cuentos iniciales que revelaron su pulso
creador. De aquellos tiempos es uno de los cuentos que figura en
el presente volumen, «El Juez», con el cual obtuvo el primer premio
en el concurso que la revista Alas, de Barquisimeto, verificó
en el año de 1943. El tiempo transcurrido de entonces acá ha ido
acrecentando noblemente la temática y la expresión cuentística, y
hamadurado consiguientemente, con el aporte de lectura, la
necesidad de superación que le alienta, el temblor mágico de la
voz que evoca, el dominio de la mano que maneja la materia de
la ficción, el propio cuerpo del cortado estilo, pero dejando
inamovible —eso sí— el hondo fluir de la cosa elemental y entrañable
que sacude el ánima. El cuadro mismo del libro que nos ha
RNC 63
Oscar Guaramato:BIOGRAFÍA DE
UN ESCARABAJO
Caracas: Cuadernos Literarios de la Asociación
de Escritores Venezolanos, 1949.
RNC 64
entregado revela este lento, pero perceptible cambio, que se verifica
en el trabajo creador de Oscar Guaramato. Si se revisan en
orden inverso «El Juez», «Piedad», «Caballito blanco» y «Biografía
de un escarabajo», podrá comprobarse cómo ha ido el tiempo filtrando
la ganga delrelato hasta presentar una desnuda esencia
que en nada pierde de la fuerza poderosa que se advierte en el primer
cuento, pero que sí gana en hondura, limpidez y expresión
de sencillas circunstancias. Ha ganado en sustancia verdadera y en
valores formales.
El cuentista de hoy —así— acusa madurez. Y madurez también
la hay en la «materia» propia del relato. Y en el gozo poético
y recreador. Y enla suavísima vigencia de las evocaciones. Y,
más aún —propiedad singularísima de su cuentística— en el
recio mundo de conflictos humanos que corre por las páginas de
sus cuentos. Una transida realidad social, de raíz permanentemente
dramática, es el fondo de sus cuentos, aun en los de más
acusada brisa lírica. Pero no es el suyo fácil alarde cartelario, sino
íntima convicción del hombre queen la invención veraz pone a
vivir personajes de una estirpe verdaderamente venezolanista.
Pero bueno es advertirlo, lo «venezolano» aquí no es pretexto
para librar batalla por una determinada tesis, ni trasnochada
vigencia de superadas tendencias, sino encendido fuego del
mejor temple tradicional de nuestra literatura, hecha viva esencia
dentro de las actuales realidades literarias. Esalgo que está sutilmente
invadiendo las páginas fidedignas, acaso como fondo
movedizo que, por ser tan nuestro, se nos escapa de las manos y
sólo en el sueño, en la inaprensible firmeza de la irrealidad, logramos
atrapar su imagen verdadera.
Si nos pusiéramos a calibrar los elementos de la cuentística de
Guaramato, tendríamos que aceptar forzosamente que la más
firme credencial de originalidadque se advierte en su ficción es
esa alusión persistente al juego dramático de la realidad social
venezolana, llegando en ocasiones a constituirse en la razón vital
RNC 65
de la narración. Por eso estamos en desacuerdo con las palabras
que presentan el volumen cuando se dice: «No se debe buscar en
estos cuentos de Guaramato una verdadera unidad técnica o estilística,
y ni siquiera unadirección determinada». Puede que la
unidad de técnica o de estilo no sea perceptible, aunque es algo
discutible; pero una «dirección determinada» sí la hay. Y nos
parece el más estupendo logro del cuentista el tomar el barro de
los conflictos sociales —con la ponderación y el buen sentido
estético que lo domina— para levantar sus criaturas, infundiéndoles
un soplo de inextinguible adversidad...
tracking img