Biología

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 282 (70303 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 27 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Dr. Bruce H. Lipton

LA BIOLOGÍA DE LA CREENCIA

LA LIBERACIÓN DEL PODER DE LA CONCIENCIA, LA MATERIA Y LOS MILAGROS

Traducción Concepción Rodríguez González

o palmyra

2

ÍNDICE

PRÓLOGO DE ÁNGEL LLAMAS PREFACIO INTRODUCCIÓN

11 15 21

Capítulo 1. Lecciones de la placa Petri: Elogio a las células y a los alumnos inteligentes 41 Capítulo 2. Es el ambiente, ¡estúpido!Capítulo 3. La membrana mágica Capítulo 4. La nueva Física: con los pies bien plantados en el vacío Capítulo 5. Biología y creencias Capítulo 6. Crecimiento y protección 127 165 197 67 101

3

Capítulo 7. Paternidad responsable: los padres como ingenieros genéticos 211

24 EpíLOGO. CIENCIA YESPíRrru ApÉNDICE AGRADECIMIENTOS BrnLIOGRAFfA 9 277 281 287

4

PRÓLOGO
La publicación de la obra deLipton en español supone acudir a un compromiso con el público hispanohablante. Convengamos en afirmar que la propia ciencia tenía una deuda. Para el sector especializado, el doctor Bruce H. Lipton es un conocido biólogo molecular con estudios acreditados en el campo de la clonación de células madre. Su paso como investigador y docente por facultades de Medicina como las de Wisconsin o Stanfordle permitió entrar en diálogo con la clase investigadora y a la vez forjarse un currículum de heterodoxo y maldito entre sus pares. Las diferentes disciplinas científicas tienen modos diversos de estigmatizar a los investigadores que nadan contracorriente. La historia de la ciencia está llena de ejemplos. Sin embargo en Bruce Lipton concurren circunstancias que el público anglosajón ya conoce yque gracias a esta publicación se ponen al alcance del lector en castellano. Estas circunstancias no son ni más ni menos que la apertura de horizontes, la no claudicación ante las verdades dogmáticas que en el nombre de la ciencia se acuñan, el cambio de paradigma para erradicar errores perpetuados por la ortodoxia, el diálogo permanente sin la exclusión de hipótesis de trabajo que pueden llegar anegar las creencias en las que se sustentan aparentes verdades irrevocables. El salto cualitativo se produce cuando quien propone esta apertura es un acreditado científico que expone sus datos, libres del corsé de la creencia oficial. Es el resultado de varias décadas de investigación y de diálogo con el sector oficial que no está dispuesto a reconocer interlocutores que nieguen sus premisas.Uno de los valores de este libro es que el propio lector puede asistir de un modo cercano, sin la necesidad de ser un especialista en la materia, a dicho diálogo. La gran virtud es que este acercamiento se realiza sin renunciar a la profundidad de su análisis. La propuesta de La biología de la creencia contiene varios planos de acercamiento. El principal podría resumirse a costa de sersimplificador, en que la carga genética de todo ser viviente no sólo no determina las condiciones biológicas en la que se va a desarrollar, sino que ni siquiera es el factor condicionante fundamental. Lo que le condiciona como organismo vivo es su entorno físico y energético. Este golpe definitivo al darwinismo oficial no se expone de un modo dogmático sino que se plantea como la confirmación de lashipótesis de trabajo que pasan por el estudio del núcleo y la membrana de las células, de los presupuestos desde los que el correspondiente órgano que debería regir sus actividades, el cerebro, no actúa como tal desde el lugar en el que se había dado por sentado. El conocimiento no es más que una ficción que ha tenido éxito, ha

5

declarado más de algún filósofo. La creencia sobre la que se basa laciencia molecular queda al descubierto en esta magnífica puesta en escena de Lipton. Una segunda gran premisa es la necesidad de ajustar el microscopio electrónico a la dimensión de la comunidad que interactúa y no sólo al de la célula como ser aislado. Cuando seguimos a Lipton en su apreciación del ser pluricelular que adopta la cooperación para sobrevivir, deja atrás la evolución como acto...
tracking img