Bioterrorismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3708 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Bioterrorismo de estado
Según la Fundación Heritage y la Universidad Nacional de la Defensa en Washington, D.C.,41 al menos alrededor de trece países tienen programas de desarrollo de armas bacteriológicas y químicas de importancia considerable, incluyendo investigaciones relacionadas con s u diseminación como bombas aéreas, tanques aspersores. Entre esos países, encabezando la lista están,primero que nadie, EE.UU., seguido por los que reconoce ese país como potenciales agresores, entre los que están Rusia y China,42 y en menor medida se colocan Irán,43 Iraq,44 Libia,45 Corea del Norte,46 Israel,47 Taiwán,48 Siria,49 India, y Vietnam. De igual manera se ubican Indonesia, Arabia Saudita, Sudáfrica y Tailandia como potenciales «poseedores» de armas químicas y/o bacteria lógicas. Cabeseñalar que en la lista de la Heritage Foundation y la Universidad Nacional de la Defensa, además de la ausencia de EE.UU., también está la de Canadá, Inglaterra, Alemania y Japón.

El programa ruso conocido como Biopreparat se creó en 1973, pero se remonta hasta la década de 1920. Reclutaba más de 25 000 científicos en dieciocho o más unidades, incluyendo seis plantas de producción y almacenamientoy un complejo central localizado en Siberia (uno de los que desarrolló cepas recombinantes de patógeno s existentes y novedosos). Asimismo, contaba con áreas de prueba al aire -libre. La más importante era la isla Rebirth, donde se probaron numerosos agentes hasta 1992, cuando la URSS se desintegró y los archivos existentes fueron destruidos.52
Para conocer de cerca el Biopreparat, es obligadorevisar el trabajo de Ken Alibek titulado Biohazard, quien siendo parte del mismo, coordinó, entre otras actividades, la unidad Obolensk, en Siberia, y que se integró a mediados de 1990 al complejo de biodefensa de los EE.UU., tiempo en el que simultáneamente fundó una empresa biotecnológica en Virginia. En su texto, Alibek detalla los proyectos de bioarmas involucrados en el desarrollo, no sólo deagentes clásicos y contramedidas, sino también de otros materiales biológicos, tan virulentos o poco estudiados que ni siquiera existía o existe cura alguna. En ocasiones, indica el autor, en el momento en que se desarrollaba una vacuna más efectiva contra alguna enfermedad, Biopreparat ya estaba buscando la manera de hacer una cepa resistente a esa.
Una característica llamativa, presente en lageneralidad de los programas de bioannas de los Estados nacionales, tal y como se ha descrito, es la dualidad cívico-militar con que operan. Por ejemplo, Biopreparat tenía unidades, como Ostensibly, conocidas durante la Guerra Fría al nivel internacional como corporaciones fannacéuticas rusas. Esa unidad, entre otras y junto con la KGB, obtuvo cepas de diversos virus y bacterias de distintospaíses. Por ejemplo, una cepa altamente agresiva de la viruela (Variola majar) fue obtenida por científicos rusos enviados a 'la India. El filovirus Marburg pariente del Ébola fue enviado por los alemanes o estadounidenses al Biopreparat. Del mismo modo sucedió con el virus Junín (fiebre hemorrágica de la Argentina) y el Machupo (fiebre hemorrágica de Bolivia).53
Alibek detenidamente evidencia, ademásde los proyectos que confonnaban el Biopreparat (como lo son el Bonfire y Metol, responsables en el caso de Rusia, del desarrollo de cepas modificadas y más agresivas de viruela, plaga, peste, ántrax, etcétera -caso del ántrax resistente hasta a cinco antibióticos o del agente doble: viruela-Ébola-); también muestra las intrigas y contradicciones de las cúpulas de poder científicas, militares ygubernamentales de ese ex bloque. Si bien el autor resulta acrítico al momento de tratar el caso de EE.UU., el texto leído críticamente es de alto valor para entender mejor las dimensiones de los programas de bioarmas no sólo en la ex URSS, sino en los distintos Estados nacionales.
Por último, cabe mencionar, en el caso de Rusia, que todavía para 1992 Boris Yeltsin afirmaba que Rusia mantenía...
tracking img