Bitacoras de soledad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2228 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 14 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNIVERSIDAD DE GUADALAJARA
PREPARATORIA REGIONAL DE ARANDAS
“DR.JUAN LOPEZ Y LOPEZ”

Eduardo Navarro Salazar.

Mtro.Jose Guadalupe Romo.

6°A t/V

Libro: Bitácoras de soledad

Autor: Héctor Domingo Velazquez.

Ensayo

Arandas, Jalisco a 14 de junio de 2010
INTRODUCCION

en este libro se relata la historia de un joven de nombre Juan caballero el cual conoció a una ancianita querecogía muebles y cosas de la basura y las vendía en un bazar contando historias ficticias sobre ellos y a pesar de que los clientes sabían eso le compraban sus muebles.el libro es titulado bitácoras de soledad puesto que esta es una bitácora donde Juan caballero escribía todas su vivencias y al morir el quedan como memorias del mismo en esta bitácora el narraba como iba pasando el día a día undía al despertar Juan perdió la noción del tiempo y se preguntaba si estaba en el mes de enero o en febrero y por no saberlo continuo sus bitácoras pero ya no les ponía la fecha ya solo las nombraba como fecha 1,fecha 2 etc. Juan que siempre quiso ser artista pero pues perdió el trabajo se quedo en la calle y es así como conoció a la anciana y era de esta forma como podría remediar lo que nuncahizo dedicar su vida a l arte y se asocio con la anciana y de esta manera tanto el como ella inventaba sus historias ficticias y aunque como ya lo mencione los clientes sabían que solo eran historias les compraba los objetos con gusto.

FICHA BIBLIOGRAFICA

Bitácoras de soledad
Héctor Domingo Velazquez
Ediciones de la noche
Primera edición en México 1999
152 pp.
ISBN 978-970-764-741-1BIOGRAFIA DEL AUTOR
(Arandas, Jalisco, México, 1971)
Es autor de los libros de relatos: “Bitácoras de Soledad” y “La Casa Angosta en la Calle Estrecha” (de próxima aparición).
Ha incursionado también en la literatura infantil con algunos libros como: La Vaquita Morada y sus Amigos; El Doctor Mago y el Mounstrificador Electrónico; y El Corrido de la Serpiente Catalina, un cuento para ser cantado.Es Licenciado en Comunicación. Ha colaborado con varios medios impresos. Sus relatos han aparecido en revistas literarias de varios países, tanto en español como mediante traducciones.

RESUMEN DE LA OBRA
“Para la mayoría de nosotros, la vida verdadera es la vida que no llevamos”La declaración de Oscar Wilde con que inicia el libro, y que Héctor Domingo utiliza de base sin duda una clave paracomprender la poética y el impulso que aparecen como telón de fondo en cada una de las siete historias que conforman bitácoras de soledad.

Si la única vida verdadera es la que no vivimos, ¿quién la vive por nosotros? Así, desde el principio de la lectura, Bitácoras de soledad se propone a sí misma como una reflexión de la existencia, pero de un existir en el que lo existente se formula como unfenómeno ajeno, como ficción.

Desde tiempos inmemoriales, el hombre ha meditado acerca de la realidad, lo existente, la vida, su propia existencia y si hay algo más allá del mundo físico; a lo largo de la historia hemos derivado entre el ser y la nada, entre la vida interna y el tiempo, entre lo que consideramos real y lo que nos parece fantástico; estas reflexiones son constantes y han generadograndes movimientos del pensamiento. A partir del día en que el cerebro pudo abstraer el mundo, los hombres existimos entre lo tangible y lo intangible, lo posible y lo verdadero, lo racional y lo irracional, la lógica y los sueños, y experimentamos con la misma constancia toda clase de incertidumbres, principalmente la del miedo a la muerte.
Como parte de su naturaleza, el hombre se haformulado algunas preguntas fundamentales, pero al no hallar una respuesta del todo provechosa o satisfactoria recurre a la imaginación; también a otros medios de percepción que efectivamente están más allá del pensamiento. uno en busca de la salvación, el otro en unión con el silencio, pasando por la idea, para mí falsa, de la supuesta supremacía de la razón, sembrada por Descartes, y de ahí a las...
tracking img