Blabla

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 20 (4951 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Materia Moral Social
El derecho a la vida
El carácter sagrado e inviolable de la vida humana se debe a que desde su inicio la vida comporta la acción creadora de Dios, y permanece siempre en una relación con Él.
El mandamiento “No matarás” (que se establece en la Alianza de Dios con el pueblo elegido, y antes incluso, en la Alianza originaria con la humanidad después del castigo purificadordel diluvio), indica el límite que no puede ser transgredido y conduce al respeto absoluto por la vida, ayudando a promoverla y a guiarla por el camino del amor.
Dios es el Señor absoluto de la vida del hombre creado a su imagen y semejanza, por lo que la vida humana refleja la inviolabilidad misma de Dios, por eso este es defensor del inocente. Mientras, Satanás engaña al hombre, conduciéndolo alpecado y la muerte, como si estos fueran logros de la vida.
Por esto, “No matarás” y los otros preceptos se resumen en “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”, ya que todo el que aborrece a su hermano es un asesino, y por tanto, no tendrá acceso a la vida eterna en Dios. Por eso también se dice que “no matar” es una condición irrenunciable para poder entrar en la vida.
La caridad
En la muerte deJesús en la cruz, Dios se encuentra contra sí mismo y al entregarse para salvar al hombre, se despliega el amor en su forma más radical. Dios es amor, y esto debiera orientar su vivir y amar. El amor –caritas- siempre es necesario, incluso en la sociedad más justa, negarlo sería desentenderse del hombre en cuanto hombre. Un Estado que quiera proveer y absorber todo en sí, se convierte en unainstancia burocrática que no puede asegurar lo esencial al hombre: la atención personal. Por el contrario, el Estado debiera reconocer y apoyar, según el principio de subsidiaridad, las iniciativas que surgen de las fuerzas sociales, como la Iglesia. Ella contiene el amor de Cristo, amor que es capaz de dar ayuda material, sosiego y cuidado del alma, algo que las estructuras justas no podríanrelativizar, pues hacerlo caería en una concepción materialista del hombre (no sólo de pan vive el hombre). La caridad social y política se desarrolla no sólo entre las personas, sino también en la comunidad, interviniendo para procurar el bien posible. En este contexto, el indigente que se presenta en “sociedad” debe no ser ayudado sólo en el plano individual, sino que debe servirse de las mediacionessociales para mejorar su vida, o eliminar los factores que causan su indigencia.
La justicia
Toda sociedad elabora un sistema propio de justicia, pero la caridad va más allá de ésta, porque amar es ofrecer de lo mío al otro; y no carece nunca de justicia, que es dar al otro lo que es suyo, lo que le corresponde por su ser y obrar. La justicia es inseparable de la caridad, pues quien ama concaridad siempre es justo. La justicia es la primera vía de la caridad, y la caridad siempre exige justicia, reconocer y respetar los derechos para la construcción de la “Ciudad del Hombre”, mientras le aporta la lógica de la entrega y del perdón. De esta forma, promueve la misericordia y la comunión, agregando un valor teologal y salvífico al compromiso de justicia.
La justicia es la voluntad de dar aDios y al prójimo lo que le es debido, es una actitud determinada por la voluntad de reconocer al otro como persona y es el criterio determinante de la moralidad en el ámbito intersubjetivo y social.
El Magisterio social llama a respetar las formas clásicas de la justicia: conmutativa, distributiva y legal; pero también toma importancia la justicia social, que regula las relaciones sociales yque tiene que ver con la dimensión estructural de los problemas y las soluciones correspondientes. La justicia es particularmente importante hoy, cuando el valor de la persona es amenazado por los criterios de la utilidad y poder; por lo que se intenta rescatar su identidad profunda en el ser humano, más allá de la simple convención. Sin embargo, la justicia no basta, debe abrirse al amor para no...
tracking img