Bodino

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3059 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los Seis Libros de la República, Libro I, Capítulo X Jean Bodin

Título de la obra: “Los seis libros de la República” Autor: Jean Bodin Copyright by Aguilar, 1973 Reproducción parcial de Libro Primero, Capítulo X, para: MATERIALES DE DERECHO CONSTITUCIONAL Septiembre, 2000 Ver nota al final de documento

LIBRO PRIMERO

CAPITULO X, “ De los verdaderos atributos de la soberanía “

Dado que,después de Dios, nada hay de mayor sobre la tierra que los príncipes
soberanos, instituidos por El como sus lugartenientes para mandar a los demás hombres, es preciso prestar atención a su condición para, así, respetar y reverenciar su majestad con la sumisión debida, y pensar y hablar de ellos dignamente, ya que quien menosprecia a su príncipe soberano menosprecia a Dios, del cual es su imagensobre la tierra... A fin de que pueda reconocerse quién es tal príncipe soberano, es necesario conocer los atributos que no comparte con los súbditos, puesto que si se tratase de atributos comunes no podría hablarse de príncipe soberano...

Es preciso que los atributos de la soberanía sean tales que solo convengan al príncipe soberano, puesto que si son comunicables a los súbditos no puededecirse que sean atributos de la soberanía. Del mismo modo que una corona pierde su nombre si es abierta o se le arrancan sus florones, también la soberanía pierde su grandeza si en ella se practica una abertura para usurpar alguna de sus propiedades... A1 igual que el gran Dios soberano no puede crear otro Dios semejante, ya que siendo infinito no puede, por demostración necesaria, hacer que haya doscosas infinitas, del mismo modo podemos afirmar que el príncipe que hemos puesto como imagen de Dios no puede hacer de un súbdito su igual sin que su poder desaparezca. Siendo esto así, debe deducirse que no es atributo de la soberanía la jurisdicción, porque es común al príncipe y al súbdito. Tampoco el nombramiento o destitución de los oficiales, porque este poder lo comparten el príncipe y elsúbdito... El mismo juicio nos merece la distribución de penas y recompensas, puesto que magistrados y capitanes las atribuyen a quienes las merecen, en la misma medida que

Los Seis Libros de la República, Libro I, Capítulo X Jean Bodin

el príncipe soberano... Tampoco constituye atributo de la soberanía tomar consejo sobre los asuntos de estado, función que es propia del consejo privado o delsenado de una república, el cual siempre ha estado separado del soberano... El primer atributo del príncipe soberano es el poder de dar -leyes a todos en general y a cada uno en particular. Con esto no se dice bastante, sino que es preciso añadir: sin consentimiento de superior, igual o inferior. Si el rey no puede hacer leyes sin el consentimiento de un superior a él, es en realidad súbdito; side un igual, tiene un asociado, y si de los súbditos, sea del senado o del pueblo, no es soberano. Los nombres de los señores que se ponen en los edictos no son añadidos para dar fuerza a la ley, sino para dar testimonio y peso que la haga más aceptable... Cuando digo que el primer atributo de la soberanía es dar leyes a todos en general y a cada uno en particular, éstas últimas palabras implicanlos privilegios, los cuales corresponden a los príncipes soberanos, con exclusión de todos los demás. Llamo privilegio una ley hecha para uno o algunos en particular, ya sea en beneficio o en perjuicio de aquel a quien se otorga, lo que .expresaba Cicerón diciendo: privilegium de meo cespite latum est...

Podrá decirse que no solo los magistrados tienen el poder de hacer edictos y ordenanzas,cada uno según su poder y competencia, sino que también los particulares hacen las costumbres, tanto generales como particulares. Cierto es que la costumbre no tiene menos poder que la ley y,' si el príncipe soberano es señor de la ley, los particulares son señores de las costumbres. A esto respondo que la costumbre adquiere su fuerza poco a poco y por el consentimiento común, durante largos...
tracking img