Bondad y afecto entrañable

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3263 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El nativo abrazó a su hijo moribundo y corrió por el polvo caliente por 2 millas hasta llegar al hospital de Baragwanath, África.   Por instinto, sabía que ya era demasiado tarde.   Con tristeza regresó a casa con el bebé frío en sus brazos.   El niño se había muerto de gastroenteritis.  
Con lágrimas Vusamazulu Mutwa construyó un ataúd rudimentario y preparó el pequeño cuerpo para el entierro.  Para un nativo de Bantu, un entierro apropiado es vital.   Ser enterrado en una tumba desconocida sería la desgracia más profunda que pudiera suceder.   Pero un Bantu no tiene ningún acceso a un cementerio a menos que pertenezca a una iglesia reconocida y el funeral sea dirigido por un ministro.   Una autoridad conocido ha dicho, "La determinación de tener un entierro apropiado es la razón másfuerte por la cual los nativos vuelvan al cristianismo."  
Los padres apesadumbrados fueron a su pastor cristiano, en la iglesia que la esposa había asistido por muchos años; el padre nunca había aceptado la fe.   Cuando pidieron un funeral, el pastor rehusó sin explicación.  
Después Mutwa escribió amargamente, "Extrañamente, el sacerdote sabía exactamente lo que me estaba haciendo cuandorehusó enterrar a mi hijo.   Porque a través de los años, yo le había explicado todas las leyes y costumbres de los Bantu.   Él rehusó simplemente porque yo no era, con el resto de mi familia, un miembro de su iglesia."  
Después Vusamazulu Mutwa escribió ensayo abrasador sobre "La razón que el cristianismo ha fallado en África."   Es parte de su libro amargo, Africa Is My Witness [África es mitestigo],   que acusa, "Los culpables son esto dictadores insignificantes y sádicos quienes llevan sus cuellos blancos al revés."2
Esta historia resumida por Charles Hembree de su libro, Fruits of the Spirit [Los frutos del Espíritu], ilustra vivamente la crueldad que los cristianos, frecuentemente sin querer, infligen a otros.
Al contraste, la Biblia enfatiza la benignidad.   Debería de ser unamayor virtud cristiana, tan importante que Pablo la llama un fruto del Espíritu.
La palabra griega para benignidad (chrestotes) aparece 10 veces en el Nuevo Testamento.   La versión Reina Valera la traduce como "benignidad".   La Nueva Versión Internacional la traduce como "amabilidad".  
Como la palabra amor (agape), la benignidad (chrestotes) se relaciona mucho con hesed en el AntiguoTestamento, el cual representa el amor del pacto de Dios.   Comentando sobre hesed, The Theological Wordbook of the Old Testament [Libro de palabras teolócias del Antiguo Testamento] dice, "amoroso-benignidad —no está lejos de la plenitud del significado de la palabra." 3
La lección de nuestro texto es que el Espíritu Santo nos habilitará a mostrar amabilidad en todas nuestras relaciones cuandobusquemos sinceramente su ayuda.
Amabilidad empieza en el corazón
Helen Brenneman escribe: "Había un hombre que tuvo un transplante de corazón.   La operación era un fracaso total.   Porque el hombre era un hombre malo y el corazón era un corazón amable.   Su cuerpo simplemente lo rechazó."4
Sin embargo, la Biblia nos cuenta de un exitoso transplante de corazón: "Les daré un nuevo corazón, y lesinfundiré un espíritu nuevo; les quitaré ese corazón de piedra que ahora tienen, y les pondré un corazón de carne.  Infundiré mi Espíritu en ustedes, y haré que sigan mis preceptos y obedezcan mis leyes" (Ezequiel 36:26-27).
¡Como el hombre malo, nosotros como hombres caídos tenemos una predisposición de ser poco amable!    Desgraciadamente, aun nuestra experiencia de salvación no nos quita estatentación.   Los cristianos pueden ser muy crueles, como la respuesta del sacerdote al Bantu.   Y probablemente, sin querer, todos somos crueles a veces.   Pero la Palabra de Dios nos enseña que para agradecer a Dios tenemos que cultivar la virtud de amabilidad.  
Efesios 4:31,32   dice, "Abandonen toda amargura, ira y enojo, gritos y calumnias, y toda forma de malicia.   Más bien, sean...
tracking img