Brehier la filosofia de plotino

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 34 (8325 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EMILE BREHIER

LA FILOSOFÍA DE PLOTINO

HUNAB KU PROYECTO BAKTUN

EMILE BREHIER

LA FILOSOFÍA DE PLOTINO
Traducción de LUCÍA. PIOSSEK PREBISCH

EDITORIAL SUDAMERICANA BUENOS AIRES

IMPRESO EN LA ARGENTINA

Queda hecho el depósito que previene la ley. Copyright 1953 Editorial Sudamericana Sociedad Anónima, calle Alsina 500, Buenos Aires

TÍTULO DEL ORIGINAL FRANCÉS: "LAPHILOSOPHIE DE PLOTIN".

INTRODUCCIÓN Las páginas que siguen reproducen, casi sin variantes, las lecciones de un curso expuesto en la Sorbona durante el invierno de 1921-1922, en la forma que las publicó la Revue des Cours et Conférences. No desarrollan en su totalidad la filosofía de Plotino; he omitido cuestiones importantes concernientes al mundo sensible, la naturaleza, la materia, el mal en susrelaciones con la materia. Es decir, he limitado mi estudio a lo que Plotino llama, en general, lo inteligible; me he detenido allí donde, según expresión suya, "se detienen las cosas divinas", es decir el alma, más allá de la cual sólo existen el desorden y la fealdad de la materia. Sin embargo, he conservado el título de Filosofía de Plotino para designar el estudio de las "cosas divinas" —lo Uno,la Inteligencia y el Alma— por creer que allí se encuentra el corazón de su pensamiento. Esas cosas divinas son la querida, patria a la que debe retornar el Ulises que es el alma errante en el mundo sensible, y que, lo mismo que Ulises, debe sustraerse a la seducción de las cosas sensibles, a los atractivos de Circe.

8

LA

FILOSOFÍA

DE

PLOTINO

De esta patria del alma tuvoPlotino un sentimiento tan vivo, tan hondo, tan continuamente presente, que su obra sigue siendo incomparable en medio de las de tantos aventureros intelectuales que se arriesgaron entonces en la misma búsqueda. Dedico la presente introducción a precisar el estado de espíritu que supone esa predilección apasionada por otro mundo. En el siglo I de nuestra era comenzó la oposición a las escuelas estoicasque, con un Musonio y un Epicteto, daban sobre todo una preparación para la vida práctica. A ellas se opusieron agrupaciones de un género totalmente diferente que, aislándose de las condiciones normales de la vida civil y política, se consagraban por entero a la contemplación de las cosas divinas. Toda la obra de Filón de Alejandría atestigua las nuevas tendencias; nos enseña que loscontemplativos se agrupaban en sociedades; que comunidades organizadas como la de los terapeutas —que Filón describe en su tratado de la Vida contemplativa— llevaban una vida completamente regular en la que todos los detalles estaban subordinados al intercambio de pensamientos sobre las cosas divinas. En los tres primeros siglos de nuestra era debieron haber existido, sobre todo en Egipto, numerosascomunidades de este género que, sin practicar la vida conventual de los terapeutas, unían sus esfuerzos y se ejercitaban en la meditación. Los escritos herméticos nos dan una prueba de su existencia; nos hacen asistir a las discusiones privadas de estas escuelas, cuyas divergencias doc-

INTRODUCCIÓN

9

trinales transparentan la vida intensa que llevaban sin perjudicar la unidad de inspiración.Conviene separar estrictamente de los grupos de teólogos contemplativos a las agrupaciones propiamente religiosas que, hacia la misma época, se aplicaban a la práctica de los ritos y de los sacramentos. Los terapeutas de Filón (no más que Filón mismo) ignoraban totalmente este género, y en casi ningún escrito hermético hay la más remota alusión a esta práctica material. Fuera de la discusión y de laenseñanza, el hermetista sólo expresa su sentimiento religioso mediante piadosos himnos. De este modo apareció, sobre todo en Egipto, un nuevo tipo de hombre contemplativo que difería tanto del filósofo de tradición helénica como del hombre que practicaba las religiones. Una obra como la de Plotino es ininteligible si la queremos reducir a la tradición griega, y no menos si la vemos como un...
tracking img