Busqueda

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (262 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Imagínese el siguiente suceso: un pariente suyo quiere hacer un viaje en coche desde Tánger, Marruecos hasta la ciudad de Johannesburgo, Sudáfrica, un viajede miles de kilómetros. Pensando en el bienestar de su pariente, usted le aconseja: "Llévate un buen mapa", a lo cual le responde, "no hace falta." Despuésusted le dice: "Has verificado en un mapa la ruta que vas a coger, ¿verdad?" "Pues, no," --contesta-- "pero creo que puedo llegar de todas formas." "Ah," --le diceusted un poco preocupado-- "seguramente te vas a llevar una brújula". "Pues, no..." --contesta confiadamente-- "es que me llevo las señas que me han dadoalgunos amigos." Entonces Vd. le dice: "Desde luego, tus amigos han estado en África." Replica su pariente: "Pues, no, pero confío en ellos." Por fin, preguntausted: "¿No sería sabio verificar en un buen mapa el trayecto que te han indicado para no equivocarte de camino?" Persistiendo en su terquedad, contesta supariente: "¡No hace falta!" ¿Quién, estando en su cabal juicio, haría un viaje tan insensato? Cualquier viajero se expondría a un mundo de peligro: inmensosdesiertos, regiones selváticas, tribus indígenas posiblemente en guerra, etc. ¡Saber el camino correcto podría ser cuestión de vida o muerte!
Si reconocemos lanecesidad de verificar el camino en este caso, entonces ¿cuánta más necesidad hay de comprobar lo que dicen los demás en cuanto a las cosas de Dios? Por esta razónel apóstol Pablo nos dice: "Examinadlo todo, retened lo bueno"
Por esta misma razón, Jesús quiere que cada uno de nosotros busque la verdad por sí mismo
tracking img