Cárceles del mundo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1832 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El siglo XVIII vio nacer la cárcel como tal y el siglo XIX la consagro. El sistema penitenciario progresivo, iniciado por Montesinos y perfeccionado por Maconochie y Crofton no puede entrar y los encarcelados no saben cuándo serán, tendente a la resocialización del preso y su reincorporación a la sociedad para hacer vida útil, fue aclamado como la gran panacea científica, suerte de piedrafilosofal rehabilitadora, para enfrentarse al delito de manera eficaz y humana. Se confiaba en que al fin se había conseguido un reemplazo cabal y suficiente de la pena de muerte y de los castigos corporales.

LA CARCEL Y LA CIUDAD: 
Sin duda son muchos los elementos que nos hablan del carácter de una ciudad, de quiénes la habitan y de cuáles son las tensiones fundamentales que se desarrollan en suseno y se manifiestan en su morfología. Pero las cárceles, probablemente, tienen un valor especial a la hora de intentar adentrarse en su idiosincrasia y conocer sus contradicciones profundas, a pesar de lo cual con frecuencia se soslayan en multitud de estudios urbanos.

CARCELES Y SISTEMA PENITENCIARIO FRANCES.

Todo el pensamiento ilustrado, desde Montesquieu y Beccaria a Voltaire y Verri(por nombrar sólo algunos) fue concorde al denunciar la inhumanidad de la tortura y el carácter despótico de la inquisición, así como en el redescubrimiento del valor garantista de la tradición acusatoria, recibida en el ordenamiento inglés del antiguo proceso romano. Fue por ello natural que la Revolución francesa adoptase, en la fase inmediatamente posterior al ’89, el sistema acusatorio basado enla acción popular, el jurado, el juicio contradictorio, la publicidad y oralidad del juicio y la libre convicción del juez. Pero la experiencia acusatoria no duró en el continente europeo más que los años de la Revolución. Ya el código termidoriano de 1795 y después el napoleónico de 1808 dieron vida a aquel “monstruo, nacido de la unión del proceso acusatorio con el inquisitivo” que fue llamado“proceso mixto”[2]. Más allá de las reformas que tuvieran lugar desde aquel entonces hasta la actualidad, el sistema procesal francés, no deja de cargar sobre sus espaldas esa vieja herencia. 
En la actualidad, sus fuentes están centradas, principalmente, en torno del Código de Procedimiento Penal de 1958. El artículo 34 de la Constitución del 4 de octubre de 1958 establece que una ley votada porel Parlamento debe fijar las reglas concernientes al procedimiento penal. Fue en diciembre de 1958 cuando se promulgó el Code de procédure pénale, el cual entró en vigor el 2 de marzo de 1959. 
Sin embargo, el sistema actual posee diferencias de relevancia con el que se estableciera en 1958. No sólo numerosas leyes que se dictaron con posterioridad aportaron modificaciones en su ordenamiento, sinoque, asimismo, dos fenómenos importantes tuvieron lugar en Francia.

uno de cada siete reclusos y reclusas, más de un millón de personas en 12 países industrializados, padecen psicosis o depresión profunda que pueden conducir al suicidio, mientras uno de cada dos hombres y una de cada cinco mujeres sufren desórdenes de personalidad, según el estudio.
La población carcelaria mundial es de nuevemillones de personas, pero se ignora cuántas de ella desarrollaron patologías psiquiátricas graves, como psicosis, depresión profunda y desórdenes de personalidad graves.
Los autores de la investigación analizaron los antecedentes de 23.000 reclusos y reclusas de Australia, Canadá, Dinamarca, España, Estados Unidos, Finlandia, Gran Bretaña, Holanda, Irlanda, Noruega, Nueva Zelanda y Suecia,abarcando un periodo de tres décadas.
La población carcelaria estudiada resultó "varias veces más proclive a la psicosis y la depresión, y casi 10 veces más predispuesta a la personalidad antisocial que la población general," afirmaron la psiquiatra Seena Fazel, de la Universidad de Oxford, y el médico John Danesh, de la Universidad de Cambridge, Gran Bretaña.
La difícil situación de la...
tracking img