Cómo interpretar las parábolas de jesús

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 27 (6670 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
CÓMO INTERPRETAR LAS PARÁBOLAS DE JESÚS

La mayoría de autores concuerda en que no hay porciones de las Escrituras tan conocidas, tan amadas, tan enseñadas y predicadas como las parábolas de Jesús; pero asimismo que, salvo el Apocalipsis, pocas porciones de la Biblia han sido víctimas de tan malas interpretaciones, violentando su sentido de la manera más extrema.

Escribe Manuel CadenasMujica

Lejos de atribuirse a perversas intenciones o malsanos designios, podemos asegurar que mayormente esta realidad se deriva de conceptos erróneos de lo que es la Palabra de Dios en general y los evangelios en particular. Al menos dos ideas son muy comunes entre los cristianos que se acercan a la Biblia: unos creen que no hay nada en ella que interpretar y se aferran a un letrismo extremo ohiperliteralismo; otros en cambio han visto en ella un conglomerado de acertijos que hay que resolver en base a complicados juegos simbólicos.
En el caso de las parábolas, ésta última tendencia ha sido la más frecuente y los resultados a través de los siglos han sido francamente graves. Pero en el último siglo, gracias a los nuevos descubrimientos de las ciencias bíblicas (un mejor conocimiento delos usos, costumbres y lenguaje en la Palestina del primer siglo, por ejemplo, así como de la literatura judía de la época) las corrientes teológicas han roto con añejas costumbres alegóricas y se han emprendido importantes trabajos de investigación en torno a los principios hermenéuticos que deben regir en la interpretación de las parábolas. No se ha dado la última palabra al respecto -todavía hayelementos de las parábolas cuyos referentes originales nos resultan desconocidos o extraños-, pero se ha avanzado un largo trecho.
Aquí trataré de presentar los resultados más sobresalientes sobre el particular, principalmente aquellas pautas para una sana exégesis de este género bíblico, aunque primero se ha querido establecer algunas importantes nociones y distinciones.
Finalmenteaventuraremos la exégesis de una parábola: la Parábola de la Moneda Perdida, que se ubica en el evangelio según Lucas, capítulo 15 y versículos del 8 al 10, trabajo francamente apasionante e inspirador.

NATURALEZA DE LAS PARÁBOLAS
El término griego traducido en las Biblias castellanas por “parábola” es parabole (1). Sin embargo, en muchas ocasiones se ha preferido otras traducciones como “refrán”, “dicho”o “proverbio”, con la misma gama de significados que su equivalente en hebreo, mashal. (2)
El sentido amplio de parabole se presta para ello. Etimológicamente significa simplemente “poniendo cosas a la par” (3) (para = al lado de, junto a; ballein = echar o arrojar (4), de donde se forma el verbo paraballo) (5). Hablamos entonces de una “comparación de objetos, situaciones o hechos bienconocidos -tomados de la naturaleza o de la experiencia- con objetos o hechos análogos de tipo moral desconocidos” (6). En ese sentido, también se asemeja a la alegoría (7).
Esta amplitud semántica ha obligado a establecer una definición más técnica y precisa: se llama parábolas a aquellas ilustraciones en base a cosas terrenales, históricas a veces, fieles a la experiencia humana, narradas con el fin decomunicar una enseñanza espiritual (8), que ha de ser única y responder a una sola pregunta (9).

Atractivas, realistas y argumentativas
Las parábolas reflejan una mentalidad concreta antes que abstracta. Son atractivas por su viveza o singularidad y, debido a las dudas que presenta su interpretación, estimulan la reflexión de los oyentes (10). Tienen, además, un carácter realista yargumentativo.
Son realistas porque representan la vida y la naturaleza de manera fiel. Por eso, encontramos que Jesús echaba mano de los elementos de la naturaleza (Mt.13:24-30; Mr.4:1-9, 26-29, 30-32), costumbres y vida cotidiana (Mt.13:33), acontecimientos recientes (Lc. 19:14) e historias de ficción verosímiles (Lc.16:1-9, Lc. 15:11-32) y los disponía bien en narraciones, bien en símiles o en...
tracking img